BAnners_Mesa de trabajo 1.png

A tres meses para elecciones municipales y el Consejo Supremo Electoral sigue en silencio


Por: Redacción Intertextual/ contacto@interetxtualcr.com

El 06 de noviembre del corriente año, es la fecha en que se realizaran las elecciones de los gobiernos municipales en las 153 alcaldía de Nicaragua. A pesar del poco tiempo para convocarse esta jornada, el Consejo Supremo Electoral (CSE) calla y no convoca oficialmente a dicho proceso.


El CSE no se pronuncia; sin embargo, InterTextual ha confirmado a través de nuestros reportes que varios partidos políticos andan en campaña de elecciones y en la búsqueda de recuperar sus personalidades jurídicas para ser parte de estas.


Urnas Abiertas también confirma el interés de los partidos políticos de que lleguen las elecciones “diferentes actores, incluyendo a los partidos colaboracionistas, tienen varios meses trabajando en función de dichas actividades a pesar del silencio y hermetismo guardado por las autoridades electorales.”


Otro detalle que señala la organización independiente es la verificación ciudadana, que fue convocada de manera extraoficial para los días 13 y 14, en medio del hermetismo del CSE.

Este pasado 09 de agosto Urnas Abiertas público desde Twitter que “la empresa de Inversiones papeleras S.A (Inpasa) ya inició el proceso administrativo para la producción del material electoral ante una completa falta de transparencia.” La mima organización alerta que en ningún lugar del Presupuesto General de la República 2022 o 2021 se muestra información sobre el costo de contratación para la impresión de las boletas electorales, ni el proceso de licitación través de la publicación del PAC del CSE y el portal único de contrataciones.


Advierte nuevamente que además de no convocar elecciones el CSE, tampoco “vela ni exige que se cumpla con las condiciones que garanticen la legitimidad e integridad del proceso electoral.”


Contrario a unas fiestas pacificas electoral y legitimas, en Nicaragua lo que se vive en Nicaragua, es un contexto represivo, con un “estado policial de facto, la supresión absoluta de las libertades fundamentales y la violencia política generalizada, en el último mes focalizada sobre los medios de comunicación y sus equipos periodísticos,” denuncia Urnas Abiertas.

Hasta la fecha desde el mes de Julio 2022, este monitoreo, ha registrado actividades electorales de partidos a los que les nombra como “colaboracionistas.” Estos partidos en el contexto previo a elecciones han escogido a sus representantes, candidatos electorales y han informado de la organización en los territorios.


“Se tuvo información de actividades del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza por la República (APRE) y Partido Liberal Independiente (PLI), ninguno de estos eventos fue asediados por la policía o prohibidos por el gobierno, a pesar de la violencia generalizada y estado policial de facto que mantiene el régimen en el país,” expone Urnas abiertas.

De los únicos partidos que no se registra información es de “Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), Partido Liberal Independiente (PLI) o YATAMA. El movimiento Partido Conservador Republicano (PCR), conformado por integrantes del ilegalizado Partido Conservador (PC) ha informado que mantiene trabajo territorial y establecerá alianzas con otros partidos ya constituidos,” añade el observatorio.


Partidos políticos


El observatorio ciudadano reveló que, María Haydeé Ozuna y otros operadores del partido PLC, se han dirigido a liderazgos liberales “azul y blancos” y del CxL, de distintos municipios ofreciendo candidaturas a alcaldes o primer concejal. “Algunas personas que fueron parte de estructuras opositoras como la Unidad Azul y Blanco (UNAB) han aceptado candidaturas por el PLC.” asevera el informe.


Menciona que “Lester Flores, del Comité Ejecutivo del partido, informó contar con el 95% de las candidaturas. Asimismo, indicó tener información sobre las fechas de las actividades electorales a pesar de que el calendario no ha sido publicado ni el CSE se ha pronunciado al respecto.”


Por otro lado, Alianza por la República (APRE), presentó a sus candidatos a alcalde y vicealcalde de Managua Winston Betanco, quien es diputado del PARLACEM por el APRE, exdirectivo del partido Conservador y Cristian Osorio.


El APRE ha confirmado que cuentan con el 80% de las candidaturas que se necesitan en los 153 municipios. A sí mismo Carlos Canales, presidente del partido, dijo “que están en alianza con 16 diferentes organizaciones, incluyendo sindicatos, movimientos de jóvenes y políticos. El 15 de julio firmaron una alianza con el movimiento juvenil “Nuevas Ideas” señalo.

Mientras tanto Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), están en el proceso de convocar personas para incorporarse en los Consejos Electorales Municipales (CEM), donde todavía no tienen constituidas Juntas directivas en los territorios.


Violencia contra el periodismo Independiente

A medida que se acerca la fecha de elecciones municipales el régimen continúa cometiendo actos de represión contra periodistas, así como a miembros de la Iglesia Católica y sus medios evangelizadores.


Urnas Abiertas presentan en su observatorio un desglose de estos últimos meses sobre el incremento de la violencia políticas contra periodistas que incluye “asedio policial, allanamientos ilegales y detenciones arbitrarias. Incluso una cantidad todavía indeterminada de periodistas se han tenido que exiliar.”


En julio, tras la expulsión de 18 monjas de la Orden Misioneras de la Caridad, El juez Penal de Audiencia de Managua Abelardo Alvir Ramos dictó 90 días de prisión para dos colaboradores del medio la Prensa, mientras supuestamente la fiscalía a cargo de Manuel Rugama realiza un “proceso de investigación”.


Durante esos días hubo más reportes represivos contra periodistas de destinos territorios, que como medio responsable vamos a omitir sus nombres. La Prensa informó que el 21 de julio, se vio obligada a sacar a su personal de redacción (editores, periodistas y fotógrafos) y reorganizarla en el exilio debido a la “persecución del gobierno.”

Esa misma semana una periodista guatemalteca Alicia Velázquez fue retenida en el Aeropuerto de Nicaragua y expulsada del país. El primero de agosto la represión se agudizó, 8 radios católicas fueron cerradas en Matagalpa, estas son: Radio Hermanos de Matagalpa, Radio Nuestra Señora de Lourdes de La Dalia, Radio Santa Lucía de Ciudad Darío, Radio Católica de Sébaco, Radio Nuestra Señora de Fátima de Rancho Grande, Radio San José de Matiguás, Radio Alliens de San Dionisio y Radio Monte Carmelo de Río Blanco. Ya suman 12 medios católicos en total: 8 radios, 3 canales y 1 periódico en lo que va de 2022. Al siguiente día la radio comunitaria feminista Radio Vos, ubicada en Matagalpa, y el canal de televisión RB3, en Río Blanco, fueron cerrados.


PCIN también reporta al menos 100 periodistas en el exilio.

Alrededor de 21 medios de comunicación (12 católicos) han sido clausurados desde 2018 y 140 periodistas se encuentran exiliados, según registro de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN).


Así como ha incrementado la represión contra el periodismo en Nicaragua, los ataques a la iglesia han aumentado desde julio y parte de agosto, hubo asedio contra el párroco Uriel Vallejos, el 01 de agosto desde la toma de las instalaciones y equipos radiofónicos de Radio Católica de Sébaco y asedio de la capilla Divino Niño de Praga y el Colegio San Luis Gonzaga en Sébaco Matagalpa. “Durante el operativo los agente policiales y paraestatales realizaron uso de armas de fuego y gases lacrimógenos contra de las personas que se encontraban dentro y fuera de las instalaciones. También se registró uso desmedido de la fuerza contra la población civil y la captura arbitraria de tres personas, que posteriormente fueron liberadas, reporta Urnas Abiertas.


A partir del 3 de agosto hasta el día de hoy 11 de agosto la policía, antimotines se han apostado en las afueras y calles aledañas de la Curia Episcopal de Matagalpa y casa de habitación de Monseñor Rolando Álvarez.


Para muchos defensores de los derechos humanos pendientes de la situación de Monseñor Álvarez esto es un “secuestro.” A través de una nota de prensa se notificó que Monseñor está en condición de “Curia por cárcel” bajo un proceso de investigación, por supuestas acusaciones de organizar “grupos violentos” contra el gobierno Ortega Murillo. Junto a Monseñor Álvarez hay otras 10 personas secuestradas entre ellos seis sacerdotes y 6 laicos.


Ayer 10 de agosto 61 organizaciones opositoras de Nicaragua emitieron una carta del papa Francisco, máximo líder de la iglesia católica en Roma, para exhortarlo que abogue por la libertad de Monseñor Álvarez y las demás personas que están con él. Manifestando “tememos por lo que le pueda suceder.” El Papa Francisco hasta la fecha ha guardado silencio ante los actos violentos y represivos que ha sufrido la iglesia católica en Nicaragua. Las organizaciones insisten “escribimos con desesperación en nuestro nombre, pero sobre todo lo hacemos en nombre de decenas de miles de nicaragüenses, quienes dentro del territorio de Nicaragua viven bajo zozobra y amenazas permanentes, por temor a represalias no podrán plasmar sus firmas en este documento.”


El gobierno Ortega Murillo a través de sus fuerzas represivas, han creado un ambiente “violento y represivo” mostrándole a la ciudadanía “que no existe voluntad política para desarrollar un proceso electoral justo, legítimo, íntegro y transparente,” finaliza diciendo Urnas Abiertas.