BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Abril 2018 en Nicaragua: La crisis que permitió expresar los sentimientos de un poeta


La Nicaragua del 2018, está presente en la memoria de la gente que escucha voces que hacen vibrar las almas con tanto sentimiento, con palabras que llevan dolor, angustia, exigencias y esperanzas. Los peculiares relatos vienen adornados de poesía de jóvenes que aquel año empezaron a figurar en las protestas pacíficas

Por Redacción Intertextual


Intertextual hablo con Macuto un poeta nicaragüense quien nos compartió uno de sus poemas llamado “Libre” dedicado a las mujeres presas políticas de Nicaragua.


LIBRE

Tomaron con sus manos la esperanza,

los sueños con sus días y sus noches,

dejaron a los hijos en sus casas

y reventaron las calles con gritos,

con pitos, con banderas.

Llegaron solas, con el amor floreciendo

en sus pechos.

nadie les pagó,

nadie les dijo que amaran con fuerza

la vida, la libertad, a sus cercanos, a los desconocidos

que no por serlo fueron asesinados por francotiradores.

Nadie les dijo que fueran

“quéjate bajito para que no te escuchen”

les dijeron

“¿de qué sirve que vayas?”

les preguntaron,

pero ellas nacieron gritando

y sueñan con cambiar el mundo.

No están presas,

presas las culpas

no las libertades.

dichosos los barrotes que las ven crecer

porque son todo el pueblo reunido en cuatro paredes llenas de humedad.

Pero no están presas,

presa está la militancia del partido.


Macuto, es un joven de tez morena, con voz suave y pausada, tiene 29 años, es originario de San Carlos departamento de Rio San Juan. Desde los 14 años escribe poesía; pero es hasta el año 2018 que empezó a compartir sus escritos. “La crisis sociopolítica y una crisis emocional me ayudaron a leer en público,” comenta.


El joven escritor se graduó como economista en la Universidad Centroamérica, el recinto privado que lleva la marca de la resistencia, el alma mater de donde han surgido protagonistas de distintas disciplinas profesionales, como en otras universidades del país.

“Empecé a descubrir esa pasión muy tardíamente… Vengo de un lugar donde hay muy pocos libros, por eso mi influencia viene de la música.” El poeta relata que cuando era pequeño descubre en un casete blanco a Carlos Mejía Godoy “él fue el primer artista que yo escuche de manera consciente, ese fue mi primer encuentro con el arte.”


Refiere que para “hablar de sus influencias literarias” es necesario mencionar “su influencia musical”, pero la cosa da otro giro cuando entra a la UCA, recuerda “ya tengo un contacto más directo con los libros, entraba en la biblioteca no solo a leer de economía también leía literatura,” alimentando así su pasión por la poesía.

Puedes leer también: Arte a base de polines es fuente de ingresos para muchas familias en Nicaragua

“Aguacero” es su primer producto literario donde deja asomar la esencia de quien es él y su formación como artista. “Lo hago bajo un formato auditivo por mi influencia por la música los estímulos auditivos; me doy a conocer en una crisis social donde yo leía en los plantones, y en otras actividades. En los plantones yo descubro mi fuerza como artista como alguien que quiere transmitir un mensaje” añade el joven. Aguacero, lo destaca el escritor como “un tributo a esos inicios.”


El escritor nicaragüense Sergio Ramírez en un escrito dedicado al poeta histórico Ernesto Cardenal menciona que la Nicaragua está hecha antes que nada de palabras, “palabras que han formado a lo largo de la historia un puente para atravesar tantos abismos de vicisitudes dramáticas, y para alentar tantos heroísmos.”


El escritor ganador del premio a Cervantes 2017 y otros reconocimientos en Literatura menciona que los poetas les dan voz a las historias. “Los poetas han hablado en nombre de todos, dándonos voz, creando la voz con que el país es capaz de hablar. Ellos han creado esa tradición de la poesía, en la que nos encarnamos, y que ha alumbrado a través de las décadas nuestra cultura y nuestra historia, y que nos hace capaces de identificarnos en las palabras.”


Puede interesarte también: Eddy J Solís: un joven prodigio del arte y la música

Por su parte Macuto secunda lo dicho por el escrito Ramírez al señalar que en un momento de crisis se empieza a “dar a conocer” como poeta y a descubrir muchas de sus “pasiones con ese enfoque de investigación social con el arte.”


Escribir una herramienta para entender las emociones

Escribir para Macuto es una motivación de vida. “si yo no describo lo que siento sería un ser humano vacío. Escribir es una catarsis una herramienta para entender, las emociones, ponerles nombre a las emociones. Es una herramienta para hablar de las realidades que yo vivo y de aquellos elementos que me parecen justo e injusto.” exterioriza el artista.

Con sus escritos el joven denuncia de forma artística tiempos tan convulsos “la poesía es una herramienta para alzar la voz que me ha permitido denunciar desde el 2018, todas aquellos atropellos y violaciones de derechos humanos que vivimos en Nicaragua.” Añade “yo creo que si me quedara callado una parte de mi moriría y evidentemente me quedaría con las heridas del alma”.


¿No te da miedo que silencien tus poemas de resistencia?

Estamos frente a un régimen que es capaz de cualquier cosa, asesinar encarcelar, silenciar. Ningún gobierno dictatorial en el mundo ha sido capaz de mantenerse. Toda persona, gremio, artista, activista que han alzado la voz son las voces que prevalecen en el tiempo llámese música, poesía pintura desde el activismo social…Todos los artistas en este contexto le han volteado la espalda al régimen …Las personas que pensamos son una amenaza para ellos. Yo creo que siempre va a ver un artista hablando de las realidades de su tiempo. La historia lo ha demostrado y esas voces jamás van a callar. El arte es el vehículo para trasformar cultura. Si queremos cambios profundos siempre van a venir acompañado desde el arte.


Artistas viven represión en Nicaragua

El gobierno a través de la policía nacional secuestró de forma arbitraria a artistas, productores los nombres de Salvador Espinoza y Xóchilt Tapia, propietarios de SaXo Producciones; Leonardo Canales, director de La Antesala y José Monroy, vocalista de banda Monroy & Surmenage, se viralizaron en redes sociales el día 12 de abril.

El 2 de abril, se produjo un evento en celebración al 15 aniversario de la banda Monroy & Sumernage, la actividad se realizó en La Alianza Francesa en Managua. Varias bandas musicales fueron invitadas algunas vinculadas al régimen. Según dicen supuestamente algunas agrupaciones gritaron consignas exigiendo libertad para Nicaragua, lo que desató la detención arbitraria contra artistas y amenazas para otros. Monroy & Surmenage, entonó una canción que se llama “Ojo del huracán” que de manera pasiva habla de las protestas de abril, lo que para muchos “esa fue la gota que derramo el vaso” para llevarse a su vocalista Monroy.


Macuto expresa que aunque el arte sea censurada en Nicaragua siempre habrá alguien que hable por él pueblo. “Debemos hoy más que nunca no dejar de hablar de lo que esta mal, si bien han sido golpes fuertes días de mucha tensión en cuento a estas persecuciones siempre la verdad prevalece el artista es quien habla de las necesidades y del dolor de la gente, puede haber un discurso de una hora, pero una canción una pintura un poema te resume el sentir de la gente y eso no se puede destruir”.