BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Apicultura: Una oportunidad económica y de empoderamiento femenino


“La apicultura, para mi representa una buena oportunidad para generar ingresos, lograr tener una pequeña empresa de miel, dedicarme de lleno a algo que está relacionado a mi carrera, porque he luchado mucho acá en Nicaragua para no tener que emigrar”, destaca Ingrid Obando Ingeniera Agrónoma

contacto@intertextualcr.com

Ingrid Obando Velásquez, es una mujer de 28 años, es ingeniera agrónoma y está dedicada ahora a aprender apicultura. Esta “echándole para delante” como se dice comúnmente cuando conocemos a una persona esforzada y trabajadora. Veo sus estados de WhatsApp y Facebook, entre algunas fotos personales, muestra su cabellera risada, acompañada de su sonrisa y actividades de campo, tratando de adsorber el mundo con su contante aprendizaje. Puedo ver otras fotos donde ofrece de venta productos como: ropa, zapatos, carteras, etc.


Intertextual busco a Ingrid para conocer su historia y esto nos comentó sobre ella, “soy de Esquipulas Matagalpa, nacida y crecida en el campo; me gusta mucho el campo por eso estudié agronomía, soy fanática del cuido del medio ambiente, me gusta compartir y platicar mucho con las personas”.


La joven ingeniera, reciente que no, tuvo la presencia de un padre, una imagen que considera importante “para el aprendizaje y desarrollo de las personas.” Sin embargo, ese no ha sido un obstáculo para que ella cumpla sus deseos de estudiar y aprender lo que desee “para ser una profesional competente”, asegurando que como mujer ha podido demostrar su capacidad en una rama profesional considerada para hombres.

Puede interesarle leer: Dos atroces femicidios conmueven Nicaragua en un fin de semana

La vida está llena de oportunidades, pero hay que tener buen ojo para saber lo que conviene. Obando saca a flote una característica que se ha encargado su mamá de cultivar en ella, manifiesta, “Siempre me mantengo positiva y sé que puedo salir adelante, lo aprendí de mi madre y creo que es lo mejor que me pudo enseñar; su valentía, empeño y su deseo de superación siendo honrada y respetuosa siempre".


Apicultura la oportunidad para no emigrar de Nicaragua


Ingrid se abrió paso en un mundo mayoritariamente de hombres en la agronomía y esta vez está entrando en algo nuevo para ella, la apicultura que cada vez, empieza a tener peso femenino.


La apicultura es una actividad muy laboriosa porque la cantidad de miel que se extrae no depende del número de colmenas ni del productor, sino que está a expensas de otros factores, como pueden ser el clima, la floración o las lluvias.

Obando comenta que cuando salió de la universidad convertida en ingeniera agrónoma con sus compañeros pensaron en una pequeña iniciativa económica para mantenerles unidos, compraron unas cajas para colmenas, pero al final no lo lograron.

La idea quedo dando vueltas en la cabeza de Obando, y este año 2022, vio la oportunidad de aprender apicultura, para poder forjar su futuro y no tener que migrar a otro país como muchos de sus conocidos, señala. “La apicultura, para mi representa una buena oportunidad para generar ingresos, lograr tener una pequeña empresa de miel, dedicarme de lleno a algo que está relacionado a mi carrera, porque he luchado mucho acá en Nicaragua para no tener que emigrar”.


Nicaragua se ha enfrentado a una seria de dificultades de carácter político, económico y ambiental, que desencadenan, otras problemáticas; tal es el caso de las faltas de oportunidades laborales en el sector formal.

Ingrid afirma, que esos problemas abundan, que la situación está difícil, en el área laboral por eso muchos profesionales han emigrado y se ha perdido todo ese capital humano en el país, explica. “Los que tienen un trabajo no tienen la remuneración que deben y la gran mayoría trabajamos, pero no en nuestra carrera porque piden muchos requisitos para poder contratar, ejemplo: muchos años de experiencia, estudios superiores que los jóvenes no los tenemos, disponibilidad de vehículo y que va, aunque uno tenga la capacidad de desempeñarse en un cargo no dan la oportunidad,” reciente la joven.


Apicultura modelo productivo en zona rural que empodere a mujeres


Según Obando hay organizaciones no gubernamentales que, apoyan a mujeres a través de proyectos con equipos para que se dediquen a la producción de miel y así generar ingresos para sus familias, pero estos proyectos tienen una debilidad, apunta. “El error de esos proyectos es que les dan acompañamiento técnico a las protagonistas, pero no les enseñan el manejo continuo que deben llevar las colmenas y la responsabilidad que conlleva tener colmenas, entonces cuando los técnicos no están, se hace difícil para las mujeres dedicarse a la apicultura, por no tener el conocimiento y herramientas para manejarlas y el tiempo ya que son, la mayoría amas de casa y madres de familia”.

Lea también: ¡Niñas siempre niñas! Campaña que urge poner en agenda la violencia hacia niñas en Nicaragua

Ingrid esta obteniendo la orientación y las herramientas para aprender a manejar las colmenas de la mejor manera, “me apoyo de otros profesionales para que me aconsejen y tengo disponibilidad de tiempo para estar pendiente de ellas”, afirma.


La emprendedora aspira a conseguir más adelante un proyecto que le brinde más conocimientos y así transmitir lo que aprende de apicultura a mujeres y jóvenes de su comunidad. Dice también que no pretende estancarse únicamente a producir miel y venderla, su idea va más allá quiere “innovar en un subproducto a base de miel” para llegar a más consumidores.


Obvio que teníamos que preguntarle: ¿te da miedo que te piquen las abejas?


Si da temor al principio sobre todo porque estas en medio de los varones, y sabes que ellos saben más que uno y que tienen menos temor o por lo menos eso asumimos (se ríe). El traje da mucho calor y si te lo pones mal puede que las abejas se metan dentro y te piquen, las abejas son muy (vuelve a sonreír). La experiencia ha sido enriquecedora, porque además aprendo a elaborar paso a paso donde vivirán y producirán las abejas.


¿Crees que, por ser mujer, ser profesional y ser del campo es más difícil, salir adelante en cualquier área profesional qué para un hombre?


Si es más difícil, pero siempre llegan las oportunidades, solo tenemos que demostrar que por ser mujeres no somos menos inteligentes y capaces que los hombres, en el campo hay mucho machismo y siempre te están diciendo que ese es trabajo de hombres o que no lo podrás hacer. Pero todos somos capaces de desempeñarnos en cualquier área que nos guste. Las empresas siempre prefieren contratar hombres porque piensan también que rendirán mejor que las mujeres, pero es falso, contesta muy segura.


Las mujeres somos luchadoras y donde nos pongan daremos buenos resultados señala la profesional y motiva a las mujeres diciéndoles. “Mujeres estudiemos, salgamos adelante, creemos alianzas entre mujeres, por ahí dicen que la unión hace la fuerza y que mejor que trabajar por nosotras y para nosotras en paz y en igualdad de condiciones con los hombres”.

También puede leer: Reciclar y proteger el medio ambiente una tarea de los recicladores de base

Sus planes personales y profesionales


La meta a corto plazo de Ingrid es tener su propia casa, un vehículo y su negocio propio, y así poder traerse a su madre quien tuvo que emigrar a Costa Rica a trabajar por falta de estabilidad económica en Nicaragua, quiere que su mamá esté de regreso con ella y brindarle la oportunidad de “vivir tranquila su vejez” mientras tanto afirma que cada día lucha por tener los medios y seguir estudiando.


A nuestra entrevistada le gustaría estudiar una maestría en formulación y evaluación de proyectos, pretende seguir aportando al desarrollo de las comunidades, empoderar a las mujeres, formar líderes jóvenes y trabajar con la niñez de su comunidad, concientizándoles a cuidar el planeta y a trabajar en armonía con él.