Condenan a 5 años de cárcel a  mujer que negó haber sido agredida por el sacerdote de Nandaime

Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com

Martha Candelaria Rivas Hernández de 44 años, quien supuestamente es la víctima de las  agresiones físicas que la fiscalía le imputó al párroco de la iglesia Jesús de Nazareno de la ciudad de Nandaime, Manuel Salvador García Rodríguez, fue declarada culpable  este 8 de julio por el supuesto delito de falso testimonio y este medio conoció de la condena de 5 años de cárcel en su contra.

n

Rivas Hernández, quien habita en el municipio  de Diriá, Granada  con sus dos  hijos; un menor de once y una adolescente de 15 años, pasó de víctima a  procesada, el pasado 17 de junio cuando negó ante una jueza haber sido agredida físicamente por el sacerdote, tal y como señaló la fiscalía en la acusación que impulsó contra el párroco.

n

La versión la brindó en un anticipo de pruebas en  el que la fiscalía esperaba  que Rivas Hernández, confirmara que la noche del pasado de mayo el sacerdote la había golpeado en el rostro, cuando se  encontraban frente al portón principal de la iglesia.

,Lea también: Condenan en segundo juicio a sacerdote aun cuando la testigo negó los hechos

Rivas Hernández, también negó que entre ella y el sacerdote existiera una relación de pareja   como indica la fiscalía y aclaró que tampoco presentó denuncia contra el párroco, porque el golpe lo recibió de manera accidental, cuando el cura retiraba con su mano izquierda el candado del portón e hizo un movimiento hacia atrás.

n

El relato  de Rivas Hernández cayó como un balde de agua fría para la fiscalía y  en represalia la acusaron por el delito de falso testimonio, ya que aseguran que ella se retractó de las declaraciones que brindó inicialmente el 2 de junio, aunque en el juicio no se presentó ninguna prueba de  esa supuesta declaración, más que la versión de tres policías.

n

Sin embargo pese a contradicciones de los mismos testigos de la fiscalía y falta de evidencia, la jueza María  Zapata Morales, del juzgado Segundo Local Penal de  Granada la declaró culpable y argumentó que fue evidente que pretendía ocultar el hecho.

n

Tras ser declarada culpable  la fiscal  Annye Rodríguez, solicitó una pena de 5 años de cárcel para Rivas Hernández y el abogado defensor pidió tres. Luego de escuchar las peticiones de ambas partes la  jueza manifestó que dictará la sentencia condenatoria en el término de ley correspondiente.

n

En este juicio la fiscalía  presentó como testigos claves a tres oficiales  de la policía, siendo uno de ellos  Juan Carlos Jiménez, quien llegó a decir que recibió la denuncia presentada contra Rivas Hernández el 17 de junio.

n

También compareció el oficial Silverio Sandino Calero, quien realizó la denuncia aunque ni siquiera estuvo presente en la audiencia de anticipo de pruebas. En sus declaraciones dijo que conoció del caso por el acta de la audiencia de anticipo de pruebas y porque entrevistó a la teniente de la policía Gabriela Suyén Urbina, que fue otra de las testigos.

n

Esta  dijo que el 2 de junio recibió la denuncia contra el párroco y que quien la presentó fue  Humberto José Sánchez López de 44 años, ex esposo de Rivas Hernández.

n

La oficial refirió que el denunciante se había enterado de los hechos por medio de su hija de 15 años  y que el día de los hechos Rivas Hernández más bien brindó datos falsos, por lo que se contradice con la supuesta declaración inicial.

n

En el juicio el mismo perito del Instituto de Medicina Legal de Managua, Ronald López Aguilar dijo que el 3 de junio  (Tres días después del hecho) , Rivas Hernández, les relató que el golpe que recibió en la cara había sido accidental y que tampoco tenía relaciones sexuales con el sacerdote.

La versión la dio durante una  valoración que le realizaron para determinar su estado de salud física y mental.

n

En el juicio la psicóloga forense Lucía Calvo Gutiérrez, afirmó que en una valoración que le realizó el 2 de junio a la adolescente de 15 años, ésta manifestó que tenía 5 meses de no ver a su papá y que tampoco tenía confianza con él, pero la fiscalía señaló que  la quinceañera fue quien relató lo sucedido a su padre, pero éste dijo en el juicio que enfrentó el párroco que se enteró cuando su hija narró los hechos ante la policía.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

La iglesia LGBTIQA+ en Cuba: Un refugio de amor y aceptación sin exclusión

by Redacción Intertextualabril 12, 2024

En el programa: “Y ahora yo soy ” transmitido en Radio Vos digital y conducido por Leonor Argüello se abordó...

El Guardabarranco la bella ave nacional de Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 12, 2024

El Ave Nacional de Nicaragua.  Habita en los bosques secos del pacifico y se alimenta de insectos y frutas. Los...

Desigualdad y acceso a la salud: un desafío que enfrentan las personas LGBTIQ+ Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 11, 2024

El acceso a la salud es un derecho para todas las personas, independientemente de su situación económica, género u orientación...

“Está pasando de nuevo” la campaña que trata de visibilizar la situación de presos y presa políticas de Nicaragua, Cuba y Venezuela

by Redacción Intertextualabril 11, 2024

  Atreves de una conferencia de prensa virtual se llevo a cabo el lanzamiento de la campaña “Está pasando de...

Yilber Idiaquez Silva, el periodista de Masaya por el que el régimen ofreció cinco mil dólares para silenciarlo

by Redacción Intertextualabril 10, 2024

Calla una voz que por 13 años se oyó en Radio Corporación. El corresponsal de Masaya que denunció la represión...

El periodismo en Nicaragua se volvio «incognitos o de catacumba», refleja informe

by Redacción Intertextualabril 10, 2024

La Fundación por la Libertad de Expresión y Democracia (FLED) dio a conocer un reciente informe sobre la difícil situación...