BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Costa Rica entra en los 18 países del mundo que es legal la marihuana


El cultivo y comercio será exclusivo para fines medicinales, terapéuticos e industriales

Por: Andres Chacón

contacto@intertextualcr.com



Los diputados votaron este 19 de octubre del 2021 en primer debate el proyecto que permite el cultivo y la comercialización de la planta cannabis en Costa Rica. El proyecto abarca este uso para fines exclusivamente medicinales, terapéuticos (para el caso del cannabis) e industriales (para el cáñamo). En el debate, 33 legisladores estuvieron a favor y 13 en contra.

En la Asamblea, los diputados a favor del proyecto elogiaron la decisión como un paso correcto, que generará nuevos recursos económicos para el país y que ayudará a la reactivación económica en Costa Rica. Cabe resaltar que esta industria tendrá un impuesto del 1% en las actividades donde sean usados el cannabis y el cáñamo.


Además, los legisladores resaltaron los beneficios que traerá, a nivel de salud y economía, para los costarricenses. Según abogan los legislativos, se ha comprobado con diversos estudios, la efectividad del cannabis como tratamiento medicinal para diversos padecimientos.

Gustavo Sáenz, encargado del colegio de farmacéuticos de Costa Rica, explicó para Intertextual las generalidades del proyecto:

“En el tema del uso terapéutico hay que educar a la población y hablarle claro de las diferencias. El Ministerio de Salud tiene diferentes categorías en las cuales los productos deben inscribirse para poder ser autorizados de comercializarse, por ejemplo, hay categorías de cosméticos, alimentos y medicamentos. Para cada una de ellas hay requisitos diferentes por su rigurosidad”.

“Si los productos derivados del cannabis quieren promocionarse como terapéuticos, tiene que estar registrado como medicamento, ya que, si no se está cayendo en una ilegalidad, ya que ningún alimento (otra categoría en la que el cannabis podría adaptarse) puede adherirse a efectos medicinales”, añadió Sáenz

Según Gustavo Sáenz, “El Ministerio de Salud debería de regular la comercialización de los productos relacionados al cannabis y clarificar que si se trata de un alimento hecho a base de cannabis, no se debe promocionar como un tratamiento medicinal o terapéutico”.

Además, Amador Obrero, coordinador de sociedad civil de la Alianza Cannábica Nacional, indicó para Intertextual que “es un primer paso, que en algunos temas llega tarde y queda debiendo, pero que se reconoce que es un compromiso que se tuvo que hacer. Son temas sociales y profundos en que la gente prefiere irse por el tabú y la desinformación, antes que informarse; sin embargo, eso es lo que se trata de hacer”.

Según lo establecido, se avalará la importación de semillas de las variedades psicoactivas del cannabis como materia prima para la Caja Costarricense del Seguro Social y exportación a terceros países donde sea permitido el uso. El proyecto indica en su interior también que, para el caso de cannabis psicoactivo, este será permitido siempre y cuando el THC no supere concentraciones del 1%.


Ante esto, Obrero indicó que “Es una sola planta, por lo que se deben regular todos los usos y no los tipos de planta, ya que el proyecto habla mucho de tipos psicoactivos y no psicoactivos. Expertos en el tema han confirmado que el cannabis, en todas sus variedades es psicoactivo, por lo que hay bastante desinformación sobre el tema.”

México, Uruguay, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Argentina (autocultivo), Ecuador, Países Bajos, España, Portugal, Italia, Bélgica, Suiza, Austria, República Checa y Moldavia son países en los que el cannabis es legal para efectos medicinales y en algunos casos, recreativos.