top of page
Sin título-3-02.png

Día mundial de las ONGs: En Nicaragua se siguen violentando los derechos de asociación

Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com

 

La dictadura de Daniel Ortega, ha implementado una narrativa confrontativa con las ONGs haciendo acusaciones de “lavado de dinero y otros graves delitos, para perseguir y reprimir a los liderazgos de las organizaciones sociales haciendo uso de leyes represivas ” señaló informe “La Brutal demolición de la Libertad de Asociación de Nicaragua.”


La labor de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y las personas que la conforman ha sido extraordinaria causando impacto en las sociedades.

Cada 27 de febrero, se conmemora el Día Mundial de las ONGs, con esta efeméride se destaca a personas altruistas que aportan ayuda a las Organizaciones No Gubernamentales para que puedan seguir desarrollando su labor. La iniciativa de conmemoración fue de un estudiante filántropo universitario Marcis Liors Skadmanis en febrero de 2010. Sin embargo, fue reconocida oficialmente el 17 de abril de 2010, con la aprobación de 12 países entre ellos: Estonia, Bielorrusia, Alemania, Finlandia, Noruega, Lituania, Dinamarca, Polonia, Letonia, Islandia y Rusia.

Puede interesarle leer: "Cancelación de ONGs en Nicaragua busca intimidar, censurar y limitar el derecho a libre asociación"

Una ONG es una organización Sin Fines de Lucro, que busca “contribuir al desarrollo de la humanidad, ofrecer ayuda humanitaria, apoyar los derechos humanos de la ciudadanía y la libertad de expresión como derecho fundamental, apoyar causas ambientales entre otras labores.


A pesar de ser ese la función de las ONGs en el mundo, el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua no ha tenido reparó en cancelarlas a cada rato.


En un informe denominado La Brutal demolición de la Libertad de Asociación de Nicaragua: Violaciones del derecho de Asociación bajo el Régimen Ortega- Murillo,” en el período 2007-2022), preparado por los colectivos Fundación del Río, Popol Na, Asociación Red Local y Esfera Ciudadana.


En este informe se detalla como la crisis sociopolítica y de derechos humanos en Nicaragua sigue agravándose. “Los ataques sistemáticos a la libertad de expresión, libertad de asociación, y otros derechos humanos esenciales en una sociedad democrática, evidencian que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo sigue empecinado en reprimir para conservar el poder a cualquier costo,” enumeran las organizaciones.


En el 50° período de sesión del Consejo de Derechos Humanos, para entonces La Alta Comisionada de las Naciones Unidas Michele Bachelet, sostuvo.

“La situación de derechos humanos en Nicaragua se ha seguido deteriorando. Mi Oficina continúa documentando: detenciones arbitrarias y condiciones deplorables de detención para estas personas, cientos de organizaciones de la sociedad civil despojadas de su personalidad jurídica y, huyendo de la crisis, los nicaragüenses continúan abandonando el país alcanzando un número sin precedentes."

Lea también: Orteguismo dispuesto a sepultar ayuda social cancelando más Oenegés

Este cierre de cientos de organizaciones de la sociedad civil representa “un claro patrón de represión del espacio cívico,” han dicho expertos de derechos humanos.


Las organizaciones que trabajaron este informe advierten que el desmantelamiento de asociaciones en Nicaragua continuará y creen que es crucial profundizar en la documentación de los daños que la estrategia represiva del régimen ocasiona en los derechos de la ciudadanía.

“El cierre de organizaciones de sociedad civil no solamente transgrede la libertad deasociación, sino que afecta a beneficiarios y trabajadores de las OSFL clausuradas a lo largo del 2022.”


Como dato preocupante exponen que “el cierre masivo de oenegés en Nicaragua afecta a más de un millón denicaragüenses que se beneficiaban condiversos programas sociales.”


Violaciones a la libertad de asociación


Según el informe presentado por Fundación del Río, Popol Na, Asociación Red Local y Esfera Ciudadana. El récord de desmantelamiento de la libertad de asociación por parte del régimen Ortega-Murillo incluye agresiones a 3,142 organizaciones de diferente tipo, durante el período 2007-2022.


  • 1,638 ONGs nicaragüenses, de las cuales 1,602 fueron despojadas de sus personerías jurídicas por la Asamblea Nacional en complicidad con el MIGOB en el 2022.

  • 363 organizaciones gremiales de distintas áreas profesionales productores, académicos etc. Han sido ilegalizadas por la Asamblea Nacional en complicidad con el MIGOB.

  • 328 ONG internacionales, de las que 326 fueron suspendidas en el 2022 por la Asamblea Nacional y el MIGOB.

  • 287 asociaciones religiosas y 151 asociaciones vecinales fueron ilegalizadas y perseguidas, entre ellas la Asociación Misioneras de la Caridad, quienes fueron afectadas de forma directa por medio de la expulsión del país de varias de las misiones que son parte de dicha orden.

  • 160 asociaciones de mujeres, de las cuales 158 fueron ilegalizadas en 2022.

  • 82 asociaciones culturales, de las cuales 81 fueron canceladas en 2022, entre ellas la Fundación Festival de Poesía de Granada y la Academia Nicaragüense de la Lengua, despojadas de su personería jurídica por la Asamblea Nacional en complicidad con el Ministerio de Gobernación (MIGOB).

  • 60 asociaciones médicas de las cuales 46 fueron suspendidas en 2022, entre ellas Operación Sonrisa, que fue ocupada ilegalmente.

  • 54 medios de prensa independientes y a su vez empresas privadas, de los cuales 29 fueron cancelados en 2022, sus instalaciones han sido ocupadas violentamente por la Policía Nacional y confiscadas de facto por el Estado sin ningún tipo de procedimiento legal.

  • 18 asociaciones recreativas y 3 asociaciones de responsabilidad social empresarial fueron canceladas ilegalmente por la dictadura. A 3 de ellas las obligaron a cambiar su razón social.

  • 8 universidades privadas nicaragüenses de las que a 7 les quitaron su personería jurídica en el 2022, por la Asamblea Nacional en complicidad con el MIGOB, y sus bienes e instalaciones confiscados de facto por el Estado al ser trasladadas a nuevas universidades públicas creadas a posteriori para finiquitar la confiscación.

  • 7 universidades internacionales a las que, en el 2022, el MIGOB les retiró su registro legal.

  • 6 partidos políticos despojados de su personería jurídica por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

  • 1 federación de cooperativas asaltada y clausurada por el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria y Cooperativa (MEFCCA).

“Del total de 3,169 organizaciones agredidas por el Estado, registramos la confiscación de facto y allanamientos a 41 organizaciones de distinto tipo” documenta este informe.

Lea también: Informe que aborda la abolición de libertad de asociación en Nicaragua

Por su parte Carlos Guadamuz abogado del Colectivo de Derechos Humano Nicaragua Nunca Más dijo que el Gobierno Ortega Murillo “ trata de justificar estas expropiaciones desde la lógica del bienestar social convirtiéndolos en instalaciones estatales que nunca han funcionado.”


Las leyes aprobadas para reprimir a las asociaciones son:

Ley 1115, Ley General de Regulación y Control de Organismos sin Fines de lucro, Ley de Reforma y Adición a la Ley No 1115, Ley General de Regulación y Control deOrganismos sin Fines de Lucro y de Reformaa la Ley No. 522, Ley General del Deporte,Educación Física y Recreación Física; Ley No1132, Ley de Reforma y Adiciones a la Ley909, Ley Creadora de la CinematecaNacional y Reforma a la Ley No 723, Ley deCinematografía y de las Artes Visuales.


El informe “La Brutal demolición de la Libertad de Asociación de Nicaragua: Violaciones del derecho de Asociación bajo el Régimen Ortega- Murillo,” concluye que más de 3,169 Organizaciones Sin Fines de Lucro, han enfrentado represalias directas de la dictadura Ortega Murillo represalias directas de la dictadura.


Añade que adicionalmente la dictadura ha implementado una narrativa confrontativa con las organizaciones haciendo acusaciones de “lavado de dinero y otros graves delitos, para perseguir y reprimir a los liderazgos de las organizaciones sociales haciendo uso de leyes represivas."


Amaru Ruiz director del Fundación del Río y miembro de Red Local destacó que el impacto del cierre masivo de las ONG afecta tanto a la población nicaragüenses, miembros de organizaciones y cooperación de desarrollo y tiene serios impactos humanitarios.


Fundación del Río, fue una de las primeras organizaciones canceladas su personalidad jurídica en Nicaragua. En una entrevista a Mongabay Latan Ruiz recordó que la Fundación ejerce sus funciones de protección ambiental desde el año 1990. Y aseveró que hasta principios de este año 2023 “más de 160 organizaciones de la sociedad civil que se dedicaban al trabajo ambiental han sido canceladas.”


Ruiz refiere que la lista de organizaciones canceladas ha aumentado en este año 2023. “Hasta ahorita llevamos 3270 organizaciones con cancelación de su personalidad a jurídica. A finales de diciembre de 2022, el conteo que teníamos eran 3200. Sin embargo, en lo que va de 2023 se han dado más cancelaciones,” denunció en la entrevista.

Las organizaciones cerradas en Nicaragua representan el 45% de todas las existentes antes del año 2018. Es decir “la mitad del espacio cívico se ha anulado en el país. El 98 % de las cancelaciones de organizaciones ocurrieron en 2022” subraya Ruiz.


bottom of page