top of page
Copy of Infórmate más de esta y otras noticias en nuestro canal de videos (800 × 140 px).png
  • Foto del escritorIntertextual

En el primer aniversario de fallecida Ileana lacayo, colegas recuerdan vivencias con ella


contacto@intertextualcr.com

En el primer aniversario del fallecimiento de la periodista Ileana Lacayo, Intertextual recuerda con respeto y honra su vida agradeciendo la herencia de valentía y resistencia para seguir informando en medio de la represión que implica ser periodista en Nicaragua.


La mañana del fatídico día 29 de abril de 2021, se conoció del fallecimiento de Ileana Lacayo en el Hospital Ernesto Sequeira Blanco, de Bluefields. Ella había informado que era un resfrió a un grupo con los que tenía comunicación.


Su médico de cabecera le había indicado que no era Covid-19, sino neumonía. Ileana sufrió un deterioro de salud rápido, ella además era una persona diabética.

Periodistas y comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) informó que Ileana había sido traslada de emergencia al hospital de su región, su nivel de oxígeno era bajo 70 %. Ella tenía miedo de ir al hospital dijeron algunas personas cercanas a ella.


Al ser internada para supuestamente estabilizarla la entubaron, pero “no resistió”, sufrió dos paros cardiacos.

Relatos de sus amistades y colegas


Hablar de Ilena Lacayo no es nada fácil, a un año de su fallecimiento, es para muchas personas el día que no quisimos vivir jamás ni lo imaginamos. Había pasado apenas una semana que un grupo de periodistas incluyéndome fuimos a Ometepe con ella, pudimos disfrutar de su paz, su entereza, su risa y su azul mirada.


Sí por un instante hubiéramos imaginado que este hermoso viaje iba a ser la despedida de Ileana, nos hubiéramos dedicado a decirle todo lo que nunca se dijo, a reír como nunca y llorar como ahora lo hacemos y darle su merecido homenaje en vida a su liderazgo.


El 19 de abril de 2021, nueve días antes de su fallecimiento, nos despedimos con la promesa de regresar a ese lugar majestuosos en junio y yo ansiaba mucho que llegará el día para aprovecharlo como no había podido hacerlo en ese primer viaje. Me arrepiento por ello, por no escucharla cuando me dijo “déjate llevar, libérate un rato de tu trabajo.” Ese viaje era su despedida, varios momentos quedaron inmortalizados en fotos, y recordarla nos rompe el alma.


Recibir la llamada diciendo que había fallecido hirió por dentro el espacio que estaba edificando rápidamente para ella en mi corazón. La maestra, la líder se había ido. En un instante la vida me arrebato la oportunidad de disfrutar la mujer que observe con cautela, siempre pienso en sus manos coquetas sus uñas pintadas de azul mientras sus dedos tecleaban tan rápido su celular para enviar mensajes de alerta a la organización que trabajaba por las arbitrariedades que pasan en Nicaragua a raíz de la crisis sociopolítica desde abril 2018.


Su preocupación y amor por Nicaragua, por su pueblo Bluefields, por sus colegas, me cautivo. La admire desde que la vi, nos habíamos juntado como colegas para emprender un camino donde iríamos guiadas con un mismo objetivo; ella ya me había asignado que hacer, pero me quede huérfana sin ella, sin su acompañamiento. Fue muy poco tiempo a su lado, pero suficiente para extrañarla todos los días.


Intertextual tiene breves relatos de gente que la quiere y estuvo cerca de ella por años y sus últimos días, nos comentan un poco de lo que Ileana representaba en sus vidas y el legado que les deja.


Yahaciela Barrera periodista de Radio la Costeñísima Bluefields conoció a Ileana Lacayo entre 2010 y 2011, cuando Lacayo era corresponsal de Canal 2 de Bluefields.

El mayor sueño de Yahaciela era ser periodista, y conocer a esa mujer a quien miraba siempre dando sus reportes en televisión; un día decidió escribirle relata. “Le dije que la admiraba, que quería ser periodista algún día, ella me contesto que llegará a su casa para conocernos y que tenía un equipo de personas que eran cuatro y que si estaba interesada que podía ir para ver el trabajo que hacían ellos.”


La joven no dudo y fue a conocer a la mujer a quien tanto admiraba “era unas personas super amable, super educada; me enseñó los equipos, donde editaban los videos, me enseño las cámaras y estaba super sorprendida por que ese era mi sueño, conocerla”.


Al cabo de cuatro días yendo a ver el trabajo de Ileana y su equipo Yahaciela recibe una invitación ir a Bocana de Paiwas a recibir un taller de cámara, por supuesto que se fue, nos comenta. Estando en Paiwas la periodista le hace otra invitación a la joven aprendiz, era acompañarla de gira por un mes para hacer un documental de historias de vida de mujeres en Bocana de Paiwas, Bonazas, Bilwi, Managua y Bluefields.


Yahaciala tenía un problema solo llevaba cuatro cambios de ropa, Ileana le contesta: “No importa lo lavas y te lo volves a poner. Yo le dije que sí, y así fue, nos fuimos a hacer las historias de vida de mujeres …Y esa fue mi primera experiencia trabajando con Ileana”.

De Ileana aprendió cámara, hacer corresponsalía a medios nacionales entre otras cosas para hacer periodismo. La confianza creció hasta que se convirtió en su “asistente de producción y asistente contable” comenta.


Ileana era una persona con carácter bien fuerte. Todo mundo la respetaba. Ella a todo mundo ayudaba, dice la joven periodista probablemente quien disfruto de la cercanía de Ileana en los últimos años hasta su fallecimiento.


El apego de la joven con Ileana es grande, al punto de todavía no se resigna a la partida de quien se convirtió en su amiga “Cuando ella falleció una parte de mi se fue con ella, durante tantos años se convirtió en mi madre pasaba más tiempo con ella que con mi propia madre, es un dolor profundo pero feliz porque tuve el honor de conocerla muy de cerca, era mi confidente, yo era su compañera de aventura, decía que solo le faltaba haberme parido,” manifiesta.


Su legado es seguir los pasos de su maestra, continuar siendo periodista independiente, y trabajar como si aun ella estuviera

“Todo lo que se en comunicación, todo lo que he aprendido se lo debo a ella y ahora trabajo motivada pensando si ella me viera quisiera que yo mejorará en todo lo que yo hago.”


Le deja el orgullo de ser periodista de haber visto su ejemplo defendiendo derechos y ser critica de la injusticia. “esa mujer que amaba mucho el periodismo más allá que su vida, su fuerte era defender a las mujeres, ante todo, no importaba si corría riesgo su vida su seguridad por defender a una mujer es el legado que dejó.”

Otra amiga que deja Ilana es la periodista Suyen Sánchez, también originaria de Bluefields

Suyen recuerda que Ileana tenía recorrido una gran trayectoria profesional destaca su trabajo en Canal 2, en la prensa, su trabajo en la Universidad Uraccan , cuando se apertura la carrera de periodismo y su destacado trabajo ambiental con una organización internacional “estuvo en el PNUD en comunicación donde ejecuto una gran campaña ambiental que tuvo bastante éxito aquí en el Caribe y de manera general en los lugares donde estuvo, dejo esa semilla positiva porque sus trabajaos tenían bastante impacto.”


Ileana queda en la memoria para su amiga Suyen “como una periodista apasionada, defensora de derechos humanos, defensora de los derechos de las mujeres, de los pueblos minoritarios, bastante critica de la corrupción “añade que, uno de sus objetivos era “que el país recuperará su democracia y que los nicaragüenses pudiésemos tener esa libertad a como antes la teníamos antes del 2018 donde podíamos expresarnos manifestarnos.”


Al no estar Ileana quedo un vacío, en el periodismo, en Bluefields y sobre todo en la familia dice Sánchez Sus amigas reflejan que el compromiso debe ser continuar con el trabajo que ella realizaba “ayudando a las personas que más necesitaban” la semilla la dejo sembrada hay que seguirla reproduciendo, siguiendo su ejemplo.


Por su parte Cristopher Mendoza periodista de Onda Local y miembro ejecutivo de periodista y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN, resalta que la periodista y defensora de derechos humanos y ambientales Ileana lacayo “fue una mujer de principios, una mujer sensible que estaba dispuesta a ser solidaridad con hombres y mujeres en su comunidad Bluefields y también para Nicaragua y gente fuera de Nicaragua.”


El directivo de PCIN, recuerda el exilio forzado de la periodista en el año 2018 por ejercer un trabajo critico contra la opresión en Nicaragua “fue una de las primeras voces que denunció y puso nombre y apellidos a los responsables del asesinato de ángel Gahona.” Señala Mendoza.


Ileana mostró su valentía enfrentando con temor al poder del gobierno de Daniel Ortega, lo hizo “con su trabajo como periodista independiente denunciando cada una de las violaciones de derecho humanos de lo cual eran víctimas las y los nicaragüenses,” añade el periodista.


Mendoza y Lacayo se conocen ejerciendo su trabajo de informar, conoce de cerca que la corresponsal fue fundadora de Noticias de Bluefields, participó en la creación de algunas iniciativas en el exilio, como también lo fue la Revista del Caribe en Bluefields” dice el productor radiofónico.


La mujer empatía era poseedora de una personalidad que sumaba confianza, alcanzó grandes logros para apoyar a periodistas, “desde PCIN impulso grupos de autoayuda con un equipo de profesionales de la psicología de mujeres que dotaron de herramienta a periodistas hombres y mujeres que fueron afectados emocionalmente durante la difícil agresión desde 2018 que en el trabajo de cobertura y vivencia cotidiana a partir de la violencia estatal vieron fracturada sus vidas y lastimados por la carga de tanta violencia.”

El papel de Ileana en ese proceso fue y será siempre importante para “seguir adelante... fue una mujer solidaria y eso lo recordaré por siempre”, asevera Cristopher Mendoza.

Víctor Manuel Pérez director de Intertextual y miembro ejecutivo de PCIN, conoció a Ileana Lacayo en el año 2019, en el exilio “cuando atravesaba una crisis bastante fuerte psicológica, emocional por todo lo que conlleva exiliarse en un país en la forma que salimos.” Relata.


Ileana, renovó en el joven periodista sus fuerzas, se dejó querer tanto que se volvió una imagen materna en un lugar donde tenían que adaptarse a vivir “me aconsejo, me ayudo a empoderarme de creerme lo que hacía y lo que era, porque la dictadura nos había arrebatado eso. Me devolvió las ganas de hacer periodismo “recuerda Pérez.


El haber conocido a Ileana en un momento tan convulso, el joven encuentra en ella una forma resiliente de seguir en resistencia y le ayuda con ideas para crear su medio digital

“Gracias ella y a sus consejos también existe Intertextual, nos apoyaba en algunos temas, y me decía - adelante, ustedes son buenos, son chavalos bien dispuestos, ustedes pueden”.


Para Víctor Manuel la perdida física de su amiga ha sido difícil, ella representó fuerza para él en un momento tan vulnerable que le robo su corazón “Nos dejó un gran vacío yo no he podido soltarla.”


Añade que Ileana con sus gestiones formo las bases sólidas de lo que es PCIN en Costa Rica “Ileana nos conformó como PCIN en Costa Rica y que los colegas que estamos exiliados no nos sintiéramos solos Ileana sacaba la comida de su boca para darnos a los que no teníamos a veces que comer”.


"Ileana era una mujer que daba mucho cariño era como la mamá de los exiliados. Su fallecimiento nos enseña que la lucha por la libertad de prensa se da hasta el último momento", asegura Pérez.


"La chela nos enseñó la lucha por la defensa de la libertad de Prensa, la defensa por los derechos humanos de todas y todos es el gran legado que ella nos dejó", finalizó diciendo el director de Intertextual.




bottom of page