BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Estados Unidos llama a países a ser firmes ante china y no temerle.


AP/ El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, urgió el jueves a los países del sudeste asiático que no se dejen “amedrentar” por los avances del régimen Chino sobre las disputadas aguas del Mar del Sur.


Pompeo habló con sus homólogos de la Asociación de Países del Sureste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) en su cumbre anual, celebrada de manera virtual debido a la pandemia del nuevo coronavirus. Cuatro de los estados miembros -Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunei- están inmersos en un antiguo conflicto territorial con China y Taiwán sobre la transitada región, que Beijing reclama casi en su totalidad.

A su vez, Pompeo les pidió a las naciones que reconsideren sus acuerdos con empresas chinas sancionadas por Estados Unidos por sus actividades en las aguas disputadas, que incluyen la construcción de islas artificiales. Según indicó Pompeo, Beijing utiliza las construcciones para “acosar” a otros países con reclamos de soberanía sobre la zona.


Estados Unidos no tiene reclamaciones propias sobre el Mar de la China Meridional, pero el gobierno de Trump impuso recientemente sanciones sobre las autoridades chinas responsables del despliegue militar en la zona.


En concreto, las medidas -primeras de esta naturaleza referidas al conflicto- alcanzan a 24 empresas y ejecutivos del gigante asiático, fundamentadas en la violación de normas internacionales en la zona geográfica.


El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla durante una reunión con ministros de Exteriores de la ASEAN el jueves 10 de septiembre de 2020. (VTV via AP)

Estas acciones incluyen aeródromos y puestos de radares y misiles en islas construidas sobre arrecifes de coral, lo que plantea el temor a que China pueda interferir con la libertad de navegación en aguas internacionales. Las 24 empresas fueron incluidas en la “Lista de entidades” del Departamento de Comercio, lo que le permite bloquear las exportaciones de bienes y materiales estadounidenses a ellas.


No sólo hablen, actúen”, dijo Pompeo a los diplomáticos del bloque de 10 naciones, sin entrar en detalles. Una vocera del Departamento de Estado dijo que Pompeo había hecho presión hacia una resolución pacífica de las disputas.

“Reconsideren los acuerdos de negocios con las mismas empresas estatales que acosan a los estados costeros de la ASEAN en el Mar de la China Meridional”, agregó.


Estados Unidos ha desplegado buques militares y cazas para lo que describe como patrullas y vuelos en defensa de la libertad de navegación.

China no reaccionó inmediatamente a las declaraciones. El ministro de Exteriores del gigante asiático, Wang Yi, participó en las reuniones de la ASEAN y se reunió por separado con los ministros del grupo el miércoles.


China ha insistido en que tiene derecho a salvaguardar sus intereses nacionales y acusa a Washington de interferir en asuntos regionales. Poco después de que se impusieran las sanciones, China realizó un lanzamiento de misiles en la región, algo que Estados Unidos calificó de “desestabilizante”.