top of page
Sin título-3-02.png

Familia de Belinda Alvarado teme que femicidio quede en la impunidad


Se realizó audiencia inicial y el supuesto femicida la presenció por medio de videollamada, mientras que familiares de la víctima siguen pidiendo a gritos justicia y cadena perpetua.

Foto: Foto cortesía de su hermana, la mano de la víctima que demuestra que luchó por su vida.

contacto@intertextualcr.com


A dos meses de que su cónyuge le arrebatara la vida a punto de golpes en la comunidad de Huehuete el 25 de diciembre del año pasado, familiares de Belinda Alvarado (q.e.p.d.), aún no se dan por vencidos y siguen gritando por justicia y una condena de cadena perpetua para el supuesto femicida.


Hace unos días se desarrolló audiencia inicial en contra del supuesto femicida Pedro Joaquín González, quien no estuvo presente físicamente en la sala de audiencia especializada en violencia del complejo judicial de Carazo.

Hasta el cierre de esta nota, doña María Alvarado no había recibido ninguna llamada para saber la fecha del juicio

Según doña María Alvarado, hermana mayor de la víctima, quien asistió por parte de la familia, la única explicación que les dieron es que no habían llevado al acusado por el brote de Covid-19 que atraviesa el país.

“Por medio de videollamada estuvo escuchando toda la audiencia ese hombre, estaba sentado al parecer en una celda, nunca dijo nada, pero tampoco le vi cara de que está arrepentido, yo solo tengo mi fe puesta en Dios y sé que Él hará justicia”, dijo Alvarado.

Alvarado también agregó que a la audiencia se presentaron 11 personas como testigo entre ellos médicos forenses del Instituto de Medicina Legal, agentes del área de investigación de la Policía Nacional, entre otros.


Sienten desconfianzas en el proceso judicial.


Según los familiares de la occisa, existe cierta desconfianza y temor por la manera de cómo se ha estado llevando el proceso judicial, ya que hasta la fecha no les han permitido un abogado privado, siendo la fiscalía la que está al frente de todo el proceso.


“La fiscal sólo nos sabe decir que no tenemos por qué llevar un abogado, que para eso están ellos, pero el día de la audiencia nos dijeron que nos podíamos retirar mi hija, mi sobrina y a otro testigo, todavía faltaban como 6 personas para atestiguar, salimos y sin saber nada, porque la fiscal dijo que me llamaría para decirme la fecha de juicio”, expresó Alvarado al salir del complejo judicial.


Otra de las anomalías que mantiene en zozobra a la familia de la víctima es la falta de documentos que hasta la fecha la Fiscalía no les ha brindado, “ya esta audiencia se había suspendido y no sabemos ni porqué, siento que como nos ven humildes y pasivos no tenemos derecho a saber de este proceso, pero nuestra mirada está puesta en Dios” expresa la hermana de la víctima.


Familiares, amigos y vecinos hacen un llamado de urgencia a todos los organismos de defensas de las mujeres a que se hagan presentes y los acuerpen en el proceso. Además, piden ayuda para que se haga justicia, ya que temen que el femicidio de Belinda Alvarado quede en la impunidad.


bottom of page