top of page
Sin título-3-02.png

Hemeroteca de La Prensa, más de 90 años de historia confiscada por el régimen Ortega Murillo


En sus archivos se podía disfrutar de ejemplares únicos que recogían momentos trascendentales para los nicaragüenses

Por: Voces en Liberdad

Con el desmantelamiento del edificio del diario La Prensa, por parte del régimen de Daniel Ortega, se pretende borrar parte de la historia de Nicaragua, afectar la libertad de prensa y el derecho que tiene la población a indagar sobre los eventos más relevantes del país, consideraron periodistas consultados al respecto.


Un profesor de la carrera de Comunicación de Nicaragua, que prefirió el anonimato por seguridad, considera que con esta confiscación, también se perjudica a los estudiantes de periodismo porque en muchas universidades solían llevar a los alumnos a las instalaciones de los medios impresos para que conocieran el ajetreo diario de los periodistas y saber cómo funciona una sala de redacción y todos los archivos de las ediciones que plasmaron la historia del país.


“En estos días estuve preguntando dónde está la hemeroteca de La Prensa, en manos de quién están los archivos fotográficos, dónde está el material de memoria que durante casi 100 años este periódico ha archivado. De tal manera que este cierre no solo afecta a los estudiantes de comunicación, sino al entorno de Nicaragua porque la memoria queda confiscada y eso es lo más doloroso, y si la memoria queda secuestrada, entonces estamos condenados a repetirla”, apunta el docente.


Una periodista de La Prensa, que igual prefirió el anonimato, considera que los archivos van para el museo de Rosario Murillo y que cuando allanaron el edificio, primero pensó en el personal que estaba ahí en el interior. Pero al pasar las horas recordó lo que pasaría con los archivos porque considera que no hay una hemeroteca tan completa, en lo que respecta a las publicaciones y fotografías hechas por este periódico.


“Quieren privar a la población en general del ejercicio de un verdadero periodismo y de conocer su propia historia. Esto es un episodio más en su larga guerra contra la verdad. El régimen quiere contar la historia a su manera y que la verdad sea la que cuentan sus medios de comunicación, que todos sabemos, no hacen periodismo, sino propaganda y de la peor. Propaganda al estilo Goebbles. El archivo de La Prensa es la historia de Nicaragua. Están confiscando nuestra historia”, enfatizó la comunicadora.


Apunta que ahí estaban todas las ediciones de La Prensa, desde su fundación. Las ediciones que faltaban son las que nunca se publicaron, por el contexto histórico como las pausas luego del terremoto del 72, la insurrección del 79 y cuando este rotativo fue bombardeado. De igual forma, hubo interrupciones en los años ochenta, por la censura ordenada por el sandinismo, incluso fue cerrada por más de un año.


Detalla que en el edificio estaba todo el archivo de Magazine y de La Prensa Literaria, que fue una gran plataforma cultural durante muchos años. Igualmente, estaban encuadernados todos los suplementos que se han publicado a lo largo de la historia de La Prensa. Había una sala solo para periódicos y otro cuarto solo para fotografías. Miles de fotografías impresas y en rollo. Todas organizadas por el nombre del personaje o por el evento histórico.


Todo el archivo de la tragedia en el volcán Casita, por ejemplo, donde La Prensa fue la primera en llegar a tomar fotos, las imágenes del huracán Mitch, el terremoto, las fiestas de Santo Domingo en la antigüedad (cuando la Chica Vaca era una muchacha). Grandes carpetas con fotos inéditas de los Somoza, los Debayle, los Ortega y casi todos los personajes políticos de Nicaragua.


“No sólo fotos tomadas por fotógrafos de La Prensa, también fotografías que se obtuvieron a lo largo de décadas en concepto de cortesía. Es una pérdida invaluable. Existe la posibilidad de que pase a ser parte del museo personal de tesoros robados por Rosario Murillo. Pero incluso si el archivo de LP fuera puesto a disposición del público, no creo que la población tenga la misma libertad de consulta. ¿Vos llegarías a una institución de la dictadura a averiguar sobre información de los Ortega o los Somoza?”, pregunta la periodista.


Fabián Medina, editor de la revista Magazine del Diario La Prensa, indicó que al menos tiene la esperanza que los archivos de este rotativo no sean destruidos y que deben de estar a buen resguardo por lo valioso de su contenido.


“En primer lugar, el régimen nunca debió apropiarse de la hemeroteca ni nada de lo que le pertenece a La Prensa, porque no hay justificación legal alguna para ello. Fue un asalto”, añade.


“Ahora que lo tiene en su poder como una especie de botín de guerra, ojalá se dé cuenta del daño que hará por siempre a Nicaragua si esa memoria histórica se pierde. En la hemeroteca está registrado lo que sucedió en Nicaragua día a día en el último siglo. Es una herramienta fundamental para reconocernos. Esos archivos necesitan un cuidado especial para que páginas de periódicos que tienen más de 90 años no se pierdan”, subrayó.


El 13 de agosto de 2021 la Policía se tomó las instalaciones de La Prensa ubicado en el kilómetro 4.5 de la Carretera Norte de Managua, un día después que este medio anunció que su edición impresa no circularía más por motivo de bloqueo de insumos. Al siguiente día detuvieron a Lorenzo Holmann, gerente general de este Diario. La sede de este rotativo fue desmantelada y el 23 de agosto de este año se inauguró en ese edificio el Centro Cultural Politécnico José Coronel Urtecho, consumando el robo que iniciaron hace un año.


bottom of page