top of page
Sin título-3-02.png

Hermanos que estaban circulados por crimen de una comerciante de León se entregan a Policía


Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com


Dos hermanos que estaban circulados a nivel nacional,  por ser los presuntos autores del crimen de la comerciante de la ciudad de León,  Aleyda Catalina Gómez Sandoval de 52 años, optaron por entregarse a las autoridades policiales la mañana de este 12 de diciembre del 2022.


Los hermanos identificados como  Celso Terencio y Dicarson Rosalio Vallejos Meza,  llegaron a  entregarse  a la delegación policial de León, según fuentes policiales.

Ambos hermanos son  señalados de  haber  secuestrado y  asesinado el 25 de noviembre a la comerciante,  después que ella  y su esposo, el cambista Armando Rojas,  abordaron en el supermercado La Unión de esta  ciudad, un taxi rojo para dirigirse a las 5:30 de la tarde, a la casa  de habitación de ellos.


El taxi era conducido presuntamente por Celso y al llegar  en la esquina  conocida como "El Leoncito",  este detuvo la marcha del vehículo y subió a su hermano, para hacerlo pasar como pasajero.


Al continuar con el el recorrido, los hermanos se dispusieron a robarle a la pareja y en ese instante el cambista inició a forcejear con uno de ellos, cuando circulaban por una calle del barrio  Guadalupe.


En medio del forcejeo, el cambista logró  lanzarse del vehículo, pero su esposa quedó a la merced de los asaltantes, quienes se la llevaron con rumbo desconocido. Se presume que  minutos después la asesinaron y dejaron su cuerpo abandonado entre unos matorrales de la finca Santa Isabel,  ubicada  a unos 5 kilómetros al sur de la ciudad de León.


Al día siguiente, el taxi  placa 358, fue encontrado con manchas de sangre, a orillas del camino de la comunidad El Talchocote.

Pero el cuerpo de la comerciante  fue encontrado  hasta el 28 de noviembre  en estado  de descomposición y al día siguiente la policía emitió una nota de prensa en la cual responsabilizó a los hermanos como los responsables del lamentable hecho.

bottom of page