BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Lágrimas de alegría, nostalgia y dolor: Así se vivió la Feria por los Derechos Humanos en Costa Rica


El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca + organizó en la UCR la Feria de Derechos Humanos con distintas actividades que sobrepasaron el sentimiento de los nicaragüenses 

contacto@intertextualcr.com

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos se llevo acabo la Feria por los Derechos Humanos, realizada por el Colectivo Nicaragua Nunca +, junto a otras organizaciones, con actividades como conversatorios, talleres de arte, exposiciones de fotografía y conciertos en conmemoración de la población nicaragüense.


La Universidad de Costa Rica (UCR), albergó de 1 a 6 de la tarde un evento que resaltó el sentimiento de los nicaragüenses refugiados y exiliados en Costa Rica.

La feria dio inicio con el conversatorio: “Derechos Humanos en Nicaragua: ¿hacia donde vamos?”, donde el impacto de palabras tan fuertes para el pueblo nicaragüense en pro del espíritu de lucha y el recordar que, a pesar de que se quieran atropellar los derechos humanos, el pueblo resiste, ponía los pelos de punta para los asistentes al conversatorio. Y apropiándonos de las palabras de Marcia Aguilar “hay muchos sentimientos encontrados, de enojo por todo lo que está pasando”.

Después del conversatorio, procedimos a visitar la réplica de una celda de la Cárcel El Chipote Nuevo, donde una estructura representaba lo que viven los presos, muchas veces inocente, en esta cárcel. Oscuridad día y noche, una pequeña compuerta donde apenas cabe la mano para pasar la comida, sin inodoro, un camarote que personas de más de metro y medio no caben en él, es lo que transmitía esta réplica a tamaño real.


“Apenas entré sentí frío” o “Vi la celda y se me salieron las lágrimas”, comentaban las personas apenas entrar a esta réplica a tamaño real; por ello, me surgió el pensar ¿cómo puede ser la vida de estas personas?, el escalofrío y la impotencia reinaba, de gran forma, en mi mente.

Las obras de arte de las personas que se acercaban al taller de arte, transmitían mediante pintura la voz de miles de personas, ¡libertad!, ¡no más violación de derechos humanos!, color rojo, armas, silencio… todo eso transmitía un lienzo pintado por nicaragüenses que residen en Costa Rica.


Después del taller de arte, el colocar las pinturas en el escenario del concierto, me apoderó de decirle al pueblo nicaragüense a través de esta nota, ¡NO ESTÁN SOLOS!, en Costa Rica los apoyamos y les seremos de ayuda en este camino hacia la luz de una Nicaragua libre.


Comenzó el concierto con los maestros Luis Enrique Mejía Godoy, Olguita Acuña y Desmarimbe y Mario Rocha, donde apoderándome de las palabras de Mejía Godoy “qué difícil es escuchar “Nicaraguita”, lejos de nuestra tierra”.

El sentimiento durante el concierto de estos tres artistas fue el mismo, nostalgia, alegría y ganas de regresar a la tierra que nos vio nacer. Vi lágrimas, unas lágrimas de alegría de escuchar las canciones que hablan de Nicaragua, lágrimas de nostalgia de esas celebraciones libres, lágrimas del amor hacia un país que está llorando por personas que violan los derechos humanos.

Y así concluyó la feria, donde el frío de San Pedro de San José Costa Rica, no se sentía debido al calor acogedor de darle voz a voces censuradas, en Nicaragua por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.