top of page
Sin título-3-02.png

Libertad de expresión y de prensa ha empeorado en Nicaragua


Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com


En Nicaragua la situación de la libertad de expresión y de prensa ha empeorado entre 2020 y 2021, según el Centro de Estudios Transdisciplinarios de Centroamérica (CETCAM).

Esta organización denuncia que la libertad de expresión y de prensa se encuentran bajo ataque en Centroamérica a causa de los nuevos autoritarismos que se están instalando en la región y, el caso de Nicaragua es el más crítico según su estudio “Libertad de expresión y de prensa bajo acecho.”


El estudio realizado detalla, de acuerdo con el índice elaborado por la organización Varieties of Democracy, que “Nicaragua estaba en 2007 dentro del 67% de los países del mundo con mejor libertad de expresión, mientras que ahora está apenas en el 11%”, informa CETCAM.


Un combo de leyes ha acrecentado esta situación que afecta los derechos tanto al periodismo e incluso derechos de asociación y organización. Estas leyes son: “Ley 1040 “Ley de Regulación de Agentes Extranjeros”; Ley 1042 “Ley Especial de Ciberdelitos”; y Ley1055 “Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz”.

CETCAM, describe que, en el 2020, que estas leyes mencionadas fueron creadas para perseguir a opositores y silenciar voces críticas.

“Los cierres del diario La Prensa y la Fundación Violeta Barrios de Chamorro son los casos que más resonaron en el país. El primero, ya que cerró el último periódico impreso en la nación, y el segundo, porque su razón de ser era apoyar al periodismo independiente en Nicaragua”, menciona el estudio.

Un dato importante que también revela el estudio es la existencia de tres distintas formas en las cuales han sido agredidos los periodistas independientes o en las que sus derechos han sido vulnerados por parte del Estado.

“La primera, es a través de métodos judiciales, usando una de las tres leyes que han sido presentadas en este Informe. La segunda es a través de las fuerzas policiales, y la tercera, por fuerzas paraestatales. Además de estas tres maneras en las cuales los periodistas se han visto agredidos por el régimen dictatorial, la pareja presidencial se ha ingeniado un nuevo castigo: imponer restricción migratoria y retirar los pasaportes a quienes intenten salir del país”, destaca.

Ante estas represiones, para querer silenciar al periodismo hombres y mujeres de prensa se han visto obligados a exiliarse entre 2018 y 2020.

“En general, la libertad de expresión y prensa ha empeorado de 2020 a 2021, siendo las razones principales las leyes 1040, 1042 y 1055, con las cuales el Gobierno ha logrado cerrar todo tipo de organizaciones no gubernamentales, silenciado a periodistas y críticos al régimen, y encarcelado a todos los líderes opositores políticos y del sector civil”, concluye.

Voces del Sur Caso reporta 8 alertas contra periodistas en octubre


Por otro lado, Voces del Sur presentó su informe mensual de violaciones a la Libertad de Prensa correspondiente al mes de octubre 2022 en el que se registraron 8 alertas.

“9 casos de violaciones a la Libertad de Prensa; 7 fueron perpetrados en contra de periodistas (77.7 %), y 2 contra medios de comunicación (22. 3 %),” denuncia el observatorio.

El observatorio regional lamenta que este tipo de agresiones promueva la censura y el silencio de las víctimas ante agresiones a la Libertad de Prensa. “Cada vez son más las víctimas que prefieren callar las denuncias para evitar que las agresiones de fanáticos sandinistas, trabajadores del Estado y fuerzas policiales aumenten.” Indica.


Alertando que la disminución de casos reportados no significa que han bajado las agresiones “sino que las víctimas han dejado de denunciar,” por el riesgo que incluye ejercer la profesión en Nicaragua.


Un hallazgo recopilado en este informe es el exilio de al menos 4 periodistas. “En uno de los casos el comunicador se dirigió a Costa Rica a visitar a su familia y al intentar regresar fue avisado de que no tenía autorización para entrar al país,” añade el documento.


Así mismo otro método que ha encontrado el gobierno Ortega Murillo para cercenar el trabajo periodismo independiente y cineastas nicas, es la aprobación de otras reformas como la ocurrida el pasado 13 de octubre del 2022, denuncia Voces del Sur.


“la Asamblea Nacional de Nicaragua de mayoría oficialista aprobó una reforma a la Ley 909, Ley creadora de la Cinemateca Nacional, la cual le da facultades para autorizar o limitar las producciones audiovisuales en el país. Con esta reforma la Cinemateca tendrá más facultades entre las que destacan “prohibir el desarrollo, exhibición y comercialización de los productos audiovisuales”, además se le otorga el poder para decomisar cualquier producto audiovisual ya sea a nacionales o extranjeros.”


Cineastas nicaragüenses señalaron mediante una comunicación en redes sociales que la reforma “desvirtúa los objetivos que tienen por naturaleza todas las cinematecas del mundo, que es únicamente las relacionadas con la conservación y resguardo del patrimonio audiovisual”.


Agregan que se trata de una situación totalmente inédita en cuanto a leyes relacionadas con la industria del cine y el audiovisual. Todo lo dispuesto en estas reformas, lesiona nuestro derecho a la libertad de expresión y creación consagradas en nuestra Constitución de la República en el Artículo 127.





bottom of page