top of page
Sin título-3-02.png

Monimboseño no aparece en lista su família asegura que es un presos políticos


Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com

 

Aunque  excarcelados políticos de Masaya y familiares  aseguran que el monimboseño  Axel Javier Valladares Merlo, de 30 años,  se encuentra en prisión por haberse sumado a las protestas antigubernamentales de abril del 2018,  su nombre no aparece en  la lista de presos  políticos de Nicaragua.


"Por supuesto que es un preso político más y no puedo  dejar  pasar por alto la dificultad que está pasando" afirmó  el excarcelado político de Masaya, Edward  Lacayo, cuando Intertextual, le preguntó si conocía las circunstancias por las cuales Axel  se encuentra en prisión, desde el 16 de diciembre del 2020.


Señaló que a partir  de esta semana comenzará a realizar gestiones para que lo incluyan en la lista de presos  políticos.

Su nombre nunca ha sido  incluido en  la lista de presos  políticos y según  amigos cercanos de Axel,   los familiares tampoco  han ejercido presión para  que  lo reconozcan, por temor a represalias del  régimen de Daniel Ortega y  Rosario Murillo.


En el más  reciente informe que brindó  el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas  Políticas, se  detalla que actualmente hay 37 presos políticos en Nicaragua, pero  en la lista tampoco aparece el  nombre de Axel Valladares.


"Estamos  solicitando que lo incluyan porque tenemos pruebas suficientes para demostrar que es un preso político más", afirmó un familiar que se encuentra en el  exilio.



Aunque Axel es  mecánico,  en Masaya  se dedicaba a vender ropa y zapatos  usados, pero al sumarse a  las protestas antigubernamentales del 2018 , se vio obligado a salir del país para escapar de la violenta represión  que puso en marcha el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, contra opositores y  personas que participaron en las manifestaciones y tranques.


"Después de la llamada operación limpieza el se exilió en  Costa Rica  a finales de julio del 2018, pero  regresó  en octubre del 2020 y el 16 de diciembre de ese año  lo detuvieron y lo acusaron  de meterse a robar a la casa de una policía" explicó.


Según la acusación de la fiscalía, el robo  lo cometió  supuestamente a las 8 de  la mañana del 15 de julio del 2018,  junto con nueve hombres que llegaron en pleno día,  a la casa de la oficial Massiel López Sánchez.


Agrega  que  habían llegado a buscar a la policía para agredirla, pero que  la oficial se encontraba brindando  cobertura a las manifestaciones contra el gobierno.

En la casa ubicada  a escasos 100 metros de la de Axel, únicamente se encontraba una tía de la policía con su hijo menor de  edad a los cuales supuestamente amenazaron con armas de fuego para posteriormente robarse un televisor de 42 pulgadas, dos camas, una refrigeradora y 1,200 córdoba en efectivo.


Aunque los asaltantes supuestamente andaban con pasamontañas, Martha Lucía Sánchez,  tía   de la oficial dijo en juicio que lo reconoció  porque era vecino y  cabecilla del  tranque que  manifestantes habían  instalado en las cuatro esquinas.


Yuri Arley Sánchez, hermano de Martha, también llegó  a decir a juicio que el acusado estaba en el tranque de las 4 esquinas y que era vecino.


Con esa versión y facturas  de los artículos sustraídos,   que  carecían de número RUC,   pie de imprenta  y nombre del establecimiento  comercial, Axel fue declarado  culpable y condenado el 2 de julio del 2021 a 9 años de cárcel por los supuestos delitos  de robo con violencia y por amenazas con arma de fuego en perjuicio de Martha Lucía Sánchez,  su hijo y la policía, pese a que esta ni siquiera estaba en la casa al momento de los hechos.


Por el robo fue condenado a 7 años y por las amenazas le impusieron dos y una multa de 200 días equivalente a 13, 191 córdobas.


La defensa alegó entre apelación, que  la sentencia le causaba agravios a su defendido,  porque debía ser liberado bajo la Ley de Amnistía "que cubre los delitos  políticos y delitos comunes conexos".


También cuestionó las facturas que aportó la oficial para demostrar que era dueña de los artículos sustraídos en su casa y  explicó que los testigos tampoco podían reconocer a los supuestos ladrones porque andaban

pasamontañas.


A la vez manifestó que el oficial que realizó la inspección  únicamente se limitó a señalar el lugar donde ocurrió el hecho,pero que ni siquiera encontró hallazgos, por la inspección la realizó 6 meses después.


Pero como  era de esperarse,  el 18 de noviembre del 2021, los magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones  de Masaya, ratificaron la sentencia condenatoria que señala que Axel debe permanecer en prisión en el Sistema Penitenciario  de  Granada,  hasta el 18 de diciembre del 2029.


En la sentencia los magos hasta reconocen "que la pruebas no es abundante, pero es suficiente" señala textualmente el documento.

bottom of page