BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Monseñor Rolando Álvarez pide no abandonar la oración


Ya ha pasado un mes desde que inició su encierro, primero en la Curia Arzobispal de Matagalpa y luego en la casa donde habitaba acá en Managua

Por: Voces en Libertad.

Desde su encierro en una casa en Managua, bajo la figura de “resguardo domiciliar” impuesto por la Policía afín al régimen Ortega Murillo, monseñor Rolando Álvarez fue visitado por el Cardenal Leopoldo Brenes y ha pedido seguir con las oraciones por él, el resto de sacerdotes, los seminaristas y el laico detenidos hace 15 días luego que fuesen sacados a la fuerza de la Curia Arzobispal de Matagalpa en donde los mantuvieron encerrados.


La situación de persecución contra la iglesia católica en Nicaragua se acrecentó en el mes de agosto, lo cual ha sido rechazado a nivel nacional e internacional.

“He platicado con él, está bien de salud, está perfectamente, me ha dicho que lleva todos los exámenes, está siendo bien cuidado, su familia va dos veces al día a visitarlo, en la mañana y por la tarde. Su prima, la que le cuidaba la casa, le limpiaba y le cocinaba los días que él estaba aquí en Managua, le sigue cocinando, ella le va a hacer las compras y él le indica lo que puede comer”, comentó Brenes a AFP.


“De salud me dijo que está muy bien, lo encontré de mejor ánimo, tuve un buen tiempo platicando con él y nos pide que sigamos orando por él y que ojalá que el Espíritu Santo nos ilumine para que pronto solucionemos este conflicto”, añadió el jerarca.


En tanto Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, escribió desde su exilio en Miami, su preocupación por la situación de su par Rolando Álvarez, quien no se ha visto públicamente desde que fue trasladado contra su voluntad a la ciudad capital el pasado 19 de agosto.


“Estoy muy preocupado por la incierta situación de mi hermano obispo, Mons. Rolando Álvarez, quien fue privado ilegalmente de su libertad hace un mes. ¡Mons. Álvarez no debe ser obligado a exiliarse! ¡Tiene que ser liberado de inmediato y volver a su diócesis!”, escribió el purpurado en su cuenta de twitter.


El canal católico internacional EWTN, confirmó el exilio del padre Uriel Vallejos, cura párroco de la iglesia Divina Misericordia de Sébaco, ante el peligro de ser apresado por la Policía. “El P. Uriel está fuera del país. Los trabajadores de los medios de comunicación ya no están laborando. La orden era detener al P. Uriel. Tuvo que salir por puntos ciegos”, informó dicho medio.


La ferocidad con que ha actuado el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra los líderes religiosos ha obligado a muchos de ellos a desplazarse de manera forzada en busca de resguardar sus vidas como son los casos de Monseñor Silvio Báez, así como los sacerdotes Vicente Martínez, Edwing Román, Sebastián López, Dani García y Mangel Hernández.