BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Mulukukú un municipio sin recursos y acéfalo


Redacción Intertextual


Mulukukú, el municipio más joven de Nicaragua, atraviesa por el momento más difícil  de su corta historia.


En este municipio creado en octubre del 2004, los proyectos se  han estancado desde  el 2019 que el gobierno central,  les confisco  las transferencias municipales.


Por si faltara, desde hace tres años, la alcaldía se encuentra  acéfala, ya que tanto el alcalde  electo Apolonio Fargas Gómez,  como la vicealcaldesa Silgia Lorena Gómez Ruiz de 31 años, renunciaron a sus puestos para irse al exilio.


Desde el exilio Fargas, explicó a Intertextual que entre el 2019 y el 2022,  el gobierno   ha despojado a la municipalidad de  120 millones de córdobas,en concepto de  transferencias.


Asegura que anualmente el municipio recibía  en concepto de transferencias municipales, alrededor de 30 millones de córdobas.


"Pero al negarse  las transferencias que por ley tienen asignadas las alcaldías, los proyectos de inversión multianual del período 2018-2022, no se pudieron hacer" afirmó.


Fargas de 31 años,  fue el primer alcalde de  este municipio, al ganar  las elecciones municipales, que   debido al huracán Félix se  realizaron  hasta el 18 de enero del 2009 en  7  municipios de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte y no en noviembre del 2008, como sucedió en el resto del país.


Aunque  fue reelecto en las municipales de noviembre del 2017,  Fargas no pudo mantenerse en la silla edilicia,  ya que tras las  protestas del 2018,  se convirtió en uno de los presos políticos del país.

Once meses después fue liberado y el 22 de junio del 2019, regresó a cumplir con su función como alcalde, pero la persecución política en su contra no se detuvo y el 9 de agosto de ese año, partió al exilio.


La vicealcadesa,  a quien señala de confabularse con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, fue designada por el  Consejo Supremo Electoral (CSE) como alcaldesa.


Silgia Lorena Gómez Ruiz, pasó a ocupar el cargo a partir del 4 de septiembre del 2019, pero en menos de un mes renunció y se fue del país, dejando a la municipalidad, sin alcalde y vicealcalde.


Cabe destacar que en una sesión extraordinaria, los concejales que integran el gobierno municipal  eligieron tanto al alcalde como a la vicealcaldesa, pero el CSE, archivó la propuesta.


Tanto la falta de  transferencias municipales y de las  autoridades edilicias fue expuesta por concejales el primero de agosto del presente año a una delegación de funcionarios del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, que visitó Mulukukú.


Al aprobar el presupuesto municipal, del 2022, los concejales explicaron que al contar con pocos recursos, la prioridad serían los temas relacionados con el suministro de agua  potable,  servicio de recolección y  "asuntos netamente de Mulukukú", publicó la municipalidad en su página de Facebook.


Ante  la falta de recursos, los trabajadores de la municipalidad hasta tienen que trabajar con  su propias manos  para  erradicar pegaderos que se han formado en diversos caminos y calles.


Se les ve con pala y  cargando piedras  que arrojan en caminos destrozados, para tratar de cubrir huecos y charcas tal y como ocurrió esta semana en una calle que conecta el casco urbano de Mulukukú con la comunidad Plátano Lisawes.


Según un concejal,  para reparar  los  caminos únicamente disponen de dos camiones y una excavadora que se encuentra en mal estado, "y ante la falta de recursos,  los productores y ganaderos colaboran con combustible y mano de obra para rehabilitar los tramos más afectados"  explicó.


Según el exalcalde Fargas, la red vial del municipio se extiende por más de 260 kilómetros, pero señala que una de las prioridades es la apertura y mejoramiento de otros 150 kilómetros que le permitirían a los pobladores conectarse con  Waslala, Prinzapolka, La Cruz de Río Grande y San Pedro del Norte.


El mumicipio es un 60 por ciento ganadero y un 30 por ciento agrícola y los productores necesitan contar con buenos caminos para sacar su producción " explicó.


Aseguró que un 10  por ciento de la población se dedica a trabajar en la minería artesanal que hay en los yacimientos de oro.