BAnners_Mesa de trabajo 1.png

¡Niñas siempre niñas! Campaña que urge poner en agenda la violencia hacia niñas en Nicaragua


“Porque ellas merecen ser siempre niñas y no madres. Basta de normalizar la violencia hacia las niñas y mujeres y de permitir las maternidades forzadas,” es parte de los mensajes de la campaña creada por María Cano, creadora de contenidos y feminista.

contacto@intertextualcr.com


María Cano, es una creadora de contenidos, tiene 23 años de edad, estudio relaciones internacionales y como segunda carrera Comunicación social, nos comenta a Intertextual que cuando tuvo la oportunidad de estar en un medio de comunicación “empezó a tener conciencia de lo que estaba pasando” … Fue reconociendo distintas violencias a las que no las podía nombrar, relata.

María, es una de muchas mujeres que a su corta edad ha sufrido acoso, una violencia por la que pasan casi todas las mujeres, además de distintos episodios de violencia de las que pudo salir acuerpada por otras mujeres, lo que la ha motivado a crear esta campaña, ¡Niñas Siempre niñas!, comenta. “Para hablar de mi trabajo en esta campaña debo partir de mi historia personal y de ese momento preciso en el que digo ok, a mi han pasado ciertos tipos de violencia que ahora tienen un nombre para mí. Conocí diferentes personas, mujeres principalmente que me apoyaron en el camino, me apoyaron en mi propia historia, me creyeron. Encontré sanación personal para poder tener las energías de hablar por otras mujeres”.


Creación de la Campaña


La creadora de la campaña ¡Siempre niñas! Ve la necesidad de visibilizar este tema, porque hay poca a nula cobertura de “forma mediática” y mucho menos es abordada por “instituciones del gobierno”.

Puede leer también: 08 de marzo: Mujeres exigen la liberación de 14 presas políticas en Nicaragua

La creadora de contenidos, explica. “Las niñas que sufren violencia, o son obligadas a hacer algo que no quieren son muy vulnerables y se profundiza cuando hay pobreza, cuando hay falta de educación principalmente las que viven zonas rurales”. Añade que en las zonas urbanas también ocurre este fenómeno, pero más enfáticamente en hogares de bajos recursos económicos, “las más vulnerables son las niñas en condiciones de pobreza y que en sus familias ven el matrimonio como una oportunidad para alguna manera dejarse de ser responsables económicamente de ellas o que ellas generen un apoyo económico para las familias,” apunta.


La joven deja entrever su preocupación por que se haga algo en la conciencia de las personas y dejen de normalizar la violencia que sufren las niñas.

“Desde que la niña rompe el silencio y dice he pasado por un abuso vemos como un montón de gente la revictimiza, la discrimina. Otras personas, no le cree le echan la culpa y ese es solo el principio de todo el calvario que le espera, por que posiblemente hay un matrimonio forzado y va a venir una maternidad forzada. La campaña viene de ahí de observar que estas niñas son las más vulnerables y no se está poniendo en la mesa sus derechos y necesidades,” señala Cano.


Cano, asegura que las personas juegan un rol muy esencial para condenar este hecho desde la calle desde su entorno, pero también “pueden parar la impunidad”, cambiando la forma de decir las cosas y de ver los abusos a las menores.


¿Quiénes están detrás de esta campaña?


Desde que María Cano, hizo el lanzamiento de la campaña, recibió comentarios positivos y constructivos, desde esa recepción a sus piezas de comunicación, menciona. “No puedo decir que solo estoy yo… muchas mujeres vienen apoyándome de distintas maneras, por ejemplo, compartiendo la campaña”.

Por primera vez en mi vida me encuentro con otras muchachas feministas Las Subversivas, juntas organizamos una movilización digital por este 08 de marzo.” Desde esa experiencia la joven, sintió el impulso de hacer la campaña con confianza y seguridad de hacer algo que valga la pena, por las niñas.


Mensaje de la campaña


“Hago un llamado a mis iguales a jóvenes, que desde nuestros espacios personales y nuestros territorios cuando escuchemos que sale una niña embarazada. No le echen la culpa … si algún día escuchan este contenido puedan decir las cosas tal como son, por su nombre; porque haciendo ese cambio de narrativa, desde ir cambiando esas creencias desde ahí comenzaremos disminuyendo la aceptación persistente de ciertas violencias específicamente a las niñas”, exhorta Cano.

El Fondo de Población de Las Naciones Unidas UNFPA en el 2018, dijo “Nicaragua es un país donde cada día cinco niñas dan a luz producto de un abuso sexual”. Y por ende víctimas de una “maternidad impuesta” en el país.

Le puede interesar leer también: Samantha Jirón, estudiante de periodismo es declarada “culpable” por justicia orteguista

Según datos obtenidos de una nota de Managua Furiosa. “El Compendio de Estadísticas Vitales (INIDE) del 2014 al 2017 indicó que “las maternidades en niñas y adolescentes es un fenómeno que ha ido en aumento”. Añade la nota “Solo en el área urbana durante 2017 hubo 636 niñas embarazadas producto de un abuso sexual, y 1101 en el área rural, esto deja en evidencia otro factor alarmante: el caso de las maternidades forzadas es más grave en el área rural casi en un 100%”.


“No podemos seguir retardando una protección especial y efectiva que permita a las niñas y adolescentes no seguir poniendo en riesgos su vida, no solamente fueron violentadas sexualmente… sino que además la sociedad, las instituciones, el estado y la familia no hacen absolutamente nada para que estas niñas eviten efectivamente el convertirse en madres” expresaron las y los promotores de la campaña ¡Niñas no madres!: basta de maternidades forzadas. Campaña que antecede ¡Siempre Niñas! Creada y producida por María Cano.


Cuando se habla de violencia y abuso sexual en niñas menores de 14 años, la impunidad comienza desde que la sociedad nicaragüense culpabiliza a las víctimas e ignora al agresor, ¡ese es el pensamiento que impuso! Niñas siempre niñas”.


Los matrimonios forzados, la maternidad forzada, los abusos y las violaciones no son normales, enfatiza Cano, quien se ha propuesto desde sus contenidos cambiar esa normalización de percepciones en la sociedad nicaragüenses. “Mi meta principal es generar un cambio de pensamiento, pero eso sé que va a llegar con el tiempo, esta es una campaña que no acaba, voy a sostenerla en tiempo que pueda.

Lea también: Familiares de presos políticos se siguen sumando a la propuesta de dialogo con el gobierno

“En nuestras manos está que la violencia hacia la #niñez deje de normalizarse y por ende que no quede en la #impunidad,” comenta la creadora de contenido, desde su cuenta de Instagram. Dejando este mensaje construido en varias piezas comunicacionales que forman parte de la campaña:

“Cuando escuchemos sobre un embarazo en niñas o en adolescencias tempranas, nuestra reacción debe ser en señalar no solo al agresor, sino también al sistema de creencias que le respalda y que le hace creer que el abuso de poder está bien” … “Nuestra reacción debe ser en apoyo a todas esas niñas, en lugar de avergonzarlas, discriminarlas, estigmatizarlas, culparlas y arrebatarles su derecho a ser niñas”. Porque ellas merecen ser Siempre Niñas y no madres. Basta de normalizar la violencia hacia las niñas y mujeres y de permitir las maternidades forzadas.


#maternidadesforzadas #abusosexual #violenciasexual #derechosdelasniñas #childrenrights #humanrights #Nicaragua #NiñasNoMadres