top of page
Sin título-3-02.png

Nicaragua Arde: Monitoreo de incendios en conmemoración del día Internacional de la tierra


contacto@intertextualcr.com

Nicaragua, tiene un largo proceso de crisis sociopolítica desde antes del año 2018, que embarga de preocupación a sus habitantes, y dentro de esos problemas se incluye otro de índole ambiental: los incendios foréstales y agropecuarios que han aumentado en este mes de abril.


La mayoría de los incendios forestales se producen por descuidos humanos, otras veces por negligencia principalmente cuando “en la época de verano, hay una mayor demanda de acceder de manera ilegal a algunas especies” por ejemplo la caza de garrobo, … Y en menor grado por algunas quemas agrícolas que originan estos incendios, explica el ambientalista y director de Fundación de Río, Amaru Ruiz.


Fundación del Río, presentó un monitoreo de Incendios en Nicaragua en conmemoración del Día de la Madre Tierra, bajo el análisis de los puntos de calor que son detectados por los sistemas de satélites al programa de la Administración Nacional Aeronáutica y el Espacio, NASA. Con el programa llamado Global Forest Wath, WFG.


El registro arroja como datos que “desde el 21 de abril se han detectado 1900 puntos de calor en todo el territorio nacional” lo que representa el 55% en la cantidad de detecciones con respecto a los resultados del año 2021 para el mismo período monitoreado.


En la información de la NASA, se puede ver el cerro Cosigüina en Chinandega, área protegida en el pacífico de país, en el Caribe en el cerro Wawashang hay incendios y quemas agrícolas dentro del área. También en la reserva de Bosawás y en la serva Biológica Indio Maíz.


Colonos principales culpables de incendios en reservas naturales según Fundación del Río


Amaru Ruiz manifiesta que los incendios en áreas protegidas como estos “no son provocados de manera natural como en otros ecosistemas en otras latitudes donde los rayos en condiciones naturales dentro de bosque generan procesos de incendios forestales. El caso de Nicaragua está asociado sobre todo en estas áreas las incidencias de invasores que llegan a estos territorios e inmediatamente hacen quema.”


En la página oficial en Facebook de Reserva biológica Indio Maíz, escribieron “Los incendios azotan Nicaragua. El gobierno, por su acción u omisión, es el principal responsable del desastre ambiental que vivimos. Los bosques en territorios indígenas o áreas protegidas continúan siendo devastadas”.


Plan contra incendios, pocos resultados


Según la información suministrada por Fundación de Río, El 19 de enero de este año, el gobierno de Daniel Ortega “presentó un plan nacional interinstitucional de prevención contra incendios”, se organizaron 173 comisiones departamentales y municipales de prevención de desastres a partir de ahí iban a desarrollar una atención directa contra incendios forestales y agropecuarios este 2022, según era plan.

“Lo que hemos visto hasta el día de hoy es que las instituciones no atienden todas las alertas de incendios y quemas agropecuarios; solo atienden algunas que están vinculadas a los centros poblados, es decir las que tiene más cerca y las que tiene de alguna manera un riesgo de afectación a ciudades” ese es el comportamiento de las instituciones del estado, asevera el ambientalista.


“No hay reporte de que hayan entrado a Indio Maíz… a Wawashang, a la Reserva de Bosawás ni en Cosigüina” advierte Ruiz; añade categóricamente “La atención de los incendios se concentra en zonas urbanas, pero en menor de los casos o nulos en áreas rurales; esto tiene que ver por la falta de voluntad política, e incapacidad de atender los incendios a pesar de lo que sucedió en el incendio de la Reserva Indio Maíz” expresa.

De todas las instituciones del estado solo el Ejército de Nicaragua tiene reportes sistemáticos de atención de incendio “ha emitido 43 notas informativas vinculadas a incendios. 31 de atención de incendios y 12 de lanzamientos de sus planes contra incendios. De las 31 notas están vinculadas a las acciones de sofocación de incendios, 21 de estas fueron de incendios forestales y 10 incendios agropecuarios.” Destaca Fundación del Río.


Esta institución solo atendió seis áreas protegidas así lo comunicó en la nota N° 0452022 sobre sus acciones de sofocación de incendios. Añade la nota que la brigada estuvo en la Reserva Natural Península de Chiltepe, municipio de Matares, departamento de Managua apagando incendios en más de 1,052 de bosques y pastizal, dentro de esa área protegida.


El monitoreo logra percibir que las instituciones del estado “no están atendiendo todos los puntos de calor.”

El ambientalista, aclara que los puntos de calor no siempre significan incendios o quemas agrícolas, “la acumulación de puntos de calor representa el aumento de procesos de incendios y quemas agrícolas en el país, aunque no todos están asociados a quemas en áreas protegidas.”


Consecuencias de los incendios


Los incendios generan una perdida forestal en áreas protegidas cuando entra la temporada de invierno comienza otro período crítico, describe Ruiz que, “aumenta la degradación en los suelos, aumenta los procesos de sedimentación en los ríos, aumenta la disminución de capacidad de los ecosistemas para resistir las inundaciones es decir genera todo un desequilibrio ambiental que luego se enfrenta en época de invierno con los fenómenos meteorológicos vinculados con a huracanes, tormentas…”

Lea acá los informes presentados

Las consecuencias que se pueden presentar, entre los efectos más visibles por incendios, es la destrucción de hábitats y urbanizaciones, daños a la flora con muerte de gran cantidad de animales y en muchos casos de migración o desplazamiento de persona como ha ocurrido en las Reserva de Indio Maíz con el incendio de abril 2018.


La deforestación y los incendios pueden concluir con la desertificación de la tierra, perdida de cultivos de alimentos su escasez por tanto provocaría hambre y sed en los territorio y más graves a nivel mundial si esto continua con ese ritmo de aumento de incendios.




bottom of page