top of page
Sin título-3-02.png

Paso Caballos, playa peligrosa y un riesgo para los bañistas


Una nueva vida juvenil se ha llevado este popular balneario. Su zona costera es tenebrosa y no hay un plan que prevenga o advierta a los turistas de introducirse a sus aguas

Por: Voces en Libertad

El llanto de una adolorida madre resonaba en las costas de la playa de Paso Caballos la tarde de ayer. Sobre la arena estaba el cuerpo inerte de su hijo, muerto por sumersión. Una celebración de cumpleaños se convirtió en tragedia. Hoy martes, a las 6:00 de la mañana, se sepultó a Francisco Ismael Cheves Castillo, precisamente el día que cumpliría sus 20 años.


Prevención y educación, se deben tener en cuenta cuando se visita la popular playa de Paso Caballos, y otras zonas costeras de Chinandega, en las que se han perdido muchas vidas de jóvenes, especialmente foráneos que desconocen el riesgo por corrientes marinas que en estas existe.


Francis Ayerdis, cómo madre chinandegana, mostró su pesar, al igual que decenas de personas, a quienes ha impactado está noticia de Francisco Ismael, e indica que “más bañistas seguirán ahogándose si este lugar Paso Caballos, no se clausura”.


Difícilmente se puede cerrar por completo este balneario, ubicado a 15 kilómetros al sur de Chinandega, ya que en este sector se ganan la vida una veintena de propietarios de ranchos y su personal, además de trabajos alternativos e indirectos, de quienes ofrecen mariscos, servicio de estadía por horas, vendedores ambulantes, músicos y transportistas.


PROPUESTA NO HA IMPORTADO


Sin señalización ni vigilancia permanente de socorristas, la playa de Paso Caballos se vuelve muy peligrosa para los bañistas. El domingo se registró una nueva víctima de su fuerte oleaje.

La Cruz Roja de Chinandega envió a la alcaldía corinteña una propuesta para que la administración del lugar sea asumida por el Área u Oficina de Gestión de Riesgo, en la que la municipalidad debe incluir y aprobar un presupuesto para tal fin, además, establecer medidas de mitigación, por ejemplo, ubicación de boyas flotantes en la zona de peligro, rótulos, señales, chalecos, aletas, tablas y una pizarra acrílica para anotar temperatura del agua, ante calambres que pueda sufrir el bañista ya que aguas o corrientes muy heladas influyen en estos incidentes, también estar claros de los tipos de corrientes, olas, velocidad del viento y otros aspectos.


Para respaldar la iniciativa pusieron de ejemplo playas concurridas en otros países como Bolivia, en donde la policía está preparada con asistencia permanente. En Guatemala, se subcontrata al personal del Seguro Social; en Costa Rica le corresponde a la Cruz Roja y existen 18 instituciones de rescate con presencia en los balnearios y otras zonas costeras. En Panamá es Protección Civil, en Brasil y Los Estados Unidos los condados o municipalidades asumen los costos de personal calificado para salvaguardar a los bañistas.


Pese a la necesidad de salvaguardar la vida de los bañistas la alcaldía nunca dio respuesta a la benemérita institución.


EMPRESARIOS LOCALES TAMBIÉN INDIFERENTES


La propuesta del Área de Gestión de Riesgo debe ir acompañada de una alianza con los propietarios de ranchos, bares y restaurantes que ahí se han establecido por décadas y tienen su principal ingreso de los turistas que llegan a la playa.


Desde hace mucho tiempo se han realizado encuentros entre beneméritas instituciones y autoridades locales pero no se ha logrado que los empresarios logren contratar a rescatistas y entregarles un apoyo económico. Al punto de solo ofrecer un plato de comida que no llena las expectativas de personas expertas en atender a bañistas en peligro.


En este sentido, la presencia de socorristas, especialmente los fines de semana y fechas especiales, debe coordinarse con la Cruz Roja, bomberos, Defensa Civil y Fuerza Naval para la asistencia inmediata ante una emergencia. El personal de Cruz Roja no logra tener salvavidas todo el tiempo, la asistencia es durante la Semana Santa y fechas especiales como Navidad y Año Nuevo.


ATENTOS AL LLAMADO


A las 3:15 de la tarde del domingo hubo una llamada urgente al puesto de mando de la Cruz Roja Filial Chinandega, de ahí se enlazó con la base en Corinto quienes confirmaron que se dirigían al lugar, pero el joven Franciso Ismael ya había dejado de pedir auxilio y se ahogó irremediablemente.


En reunión con los rancheros organizada por la Cruz Roja, Jorge Tercero, miembro de esta organización, expuso que ante la falta de caracterización de la playa de Paso Caballos, “lo que cabría es que los visitantes se abstuvieran de bañar y sólo consumir alimentos en los ranchos, correr o caminar a lo largo de la costa”. Esta sugerencia provocó rechazo de los dueños de locales acusando a los socorristas de pretender cerrar el balneario y dejarles sin trabajo.


En una reunión de mediados del año 2020 con el alcalde Absalon Martínez y los concejales se expuso la propuesta del riesgo en Paso Caballos y la observación que debe asumir su vigilancia la Oficina de Gestión de Riesgos. No sólo en esta playa, sino también en Costa Azul donde se acercan muchos bañistas, en El Espigón y El Chorizo pero hasta la fecha no se ha tomado ninguna medida y mientras tanto los bañistas corren el riesgo de perecer en las aguas de estas peligrosas playas.


bottom of page