BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Periodismo Independiente en Nicaragua, con inseguridad en contexto electoral


“Nosotros como prensa independiente no solo estamos defendiendo nuestro trabajo, estamos defendiendo un derecho ciudadano, y en esta lucha la prensa independiente no puede estar sola”. Abigail Hernández, Ejecutiva de PCIN.

contacto@intertextualcr.com


A tres días de las programadas “elecciones presidenciales en Nicaragua”, el periodismo independiente de nicaragua, se prepara para dar cobertura aún en condiciones de inseguridad. En un comunicado extendido este jueves 04 de noviembre, solicitan que los dejen realizar su trabajo a pesar de no haber sido acreditados por el Consejo Supremo Electoral.


“El periodismo Independiente de Nicaragua exhorta a las autoridades del Estado, especialmente a las vinculadas al consejo supremo electoral, policías y autoridades locales, incluyendo en el llamado a los grupos políticos, a garantizar el libre ejercicio de la labor periodístico con absoluto respeto de los derechos ciudadanos que permitan informar adecuadamente.” se lee en el comunicado firmado por más de 15 plataformas digitales independientes de Nicaragua en diferentes partes del mundo .





La periodista Abigail Hernández, destacó en la conferencia que desde el mes de febrero Periodista y comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN, emitió una alerta permanente, sobre la situación que están enfrentando hombres y mujeres de prensa, “las agresiones se siguen dando, cinco colegas denunciaron tener desde ya acoso policial en sus casas de habitación; y dos equipos la semana pasada fueron retenidos durante coberturas, uno de los equipos fue amenazado con ser traslado al chipote, refiere Hernández.



Como organización añade la periodista, están “atentos a cada uno de las y los colegas”, estableciendo coordinaciones con organizaciones internacionales para poder darle atención necesaria a la situación de alerta que se vivirá en el contexto electoral “serán días difíciles para el periodismo Independiente” que siguen dando cobertura en Nicaragua en los territorios del país, aseveró.


El director de reporteros Sin Frontera en Latinoamérica, Emmanuel Colombié, en una entrevista a la Voz de América, expresó su preocupación por la seguridad de los periodistas. Los ataques a la prensa en cualquier país siempre existen "pero en el contexto nicaragüense son cada vez más escasas las voces críticas que van a poder dar cobertura al proceso".



La libertad de prensa y de expresión “son protegidos”, así lo estipula la Constitución Política de la República, que garantiza en sus artículos 66, 67 y 68 el derecho de los nicaragüenses de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas. Así como también el Artículo 67, que establece el derecho de información como responsabilidad social, dirigido a medios de comunicación, obligados a aportar al desarrollo de la nación a través de sus publicaciones. Por consiguiente, se debe garantizar a periodistas de todo el país, la protección del Estado de Nicaragua en el ejercicio de su labor periodística, según lo manda la misma Constitución Político de Nicaragua.


El gremio periodístico exhorta al gobierno de Ortega Murillo y sus instituciones de hacer valer el derecho de informar, además, hace suyo el artículo 19 de la Declaración Universal de los derechos humanos “que reconoce el derecho a la comunicación como un derecho inherente a la persona y a su necesidad de compartir información".


Bajo este importante argumento del uso de los artículos constitucionales antes mencionados, “no puede ni debe desconocerse, particularmente cuando se reconoce la importancia del periodismo para el desarrollo el país, no habiendo espacio para censurar de ningún tipo que limiten o impidan la tarea informativa y el desarrollo de la población e informarse adecuadamente,” dice la misiva.



A escasos días del tendido electoral considerado como “Farsa electoral " por organizaciones sociales nicaragüenses y organizaciones defensoras de derechos humanos a nivel internacional, donde Daniel Ortega concretará su reelección, porque “no hay por quién votar,” luego del encarcelamiento de siete aspirantes presidenciales de la oposición, el periodismo en Nicaragua sigue amortiguando la represión desmedida de esta crisis sociopolítica. Pen Internacional manifiesta “el gobierno de Nicaragua continúa violentando el derecho a la libre expresión e información mediante el asedio a periodistas dentro del país y la prohibición de ingreso de corresponsales y enviados de distintos medios internacionales.”


El gobierno no ha permitido la entrada de medios extranjeros, el 26 de octubre un equipo del diario hondureño El Heraldo encabezado por el periodista Carlos Pineda, él se disponía a ingresar a Nicaragua para cubrir las elecciones del 7 de noviembre, fue retenido en la frontera por autoridades migratorias nicaragüenses.

“Uno verdaderamente se siente trastocado, hasta cierto punto ofendido porque obstaculizan la libertad de expresión, esa facultad que tiene uno como periodista de informar a la población, de contar lo que está pasando”, denunció el periodista. El periodista entraría con el objetivo de cubrir dos temas; uno, la libertad a la libertad de expresión en función de que en Nicaragua no existe ningún periódico en papel tras el cierre del diario La Prensa y el periódico Hoy; y dos, el tema electoral, enfocado en los encarcelamientos políticos, opositores y aspirantes a la Presidencia durante los últimos cinco meses.”


Así mismo, el 20 de octubre se dio a conocer que fue negada la entrada al país al periodista Frédéric Saliba, corresponsal en México del diario francés Le Monde, fue notificado un día antes que su boleto había sido cancelado por la aerolínea, justificando una decisión de las autoridades nicaragüenses por supuestas “razones migratorias”, según denunció Le Monde.

El gobierno pareciera querer impedir que las elecciones sean informadas al impedir la acreditación de hombres y mujeres de prensa independiente en Nicaragua y la negativa de dejar entrar medios internacionales. Según reporteros sin Fronteras ante este contexto contra la prensa independiente en julio de este año, Nicaragua, bajo la administración de Daniel Ortega, fue incluida en la lista de los países “depredadores de la libertad de prensa".


El periodista Julio López integrante de PCIN, señaló que en esta semana un grupo de organizaciones firmaron un pronunciamiento “en el que rechazan y condenan la prohibición de ingreso a reporteros y medios internacionales en este contexto electoral para la cobertura de medios este 07 de noviembre” esto suma a las agresiones y restricciones a la libertad de prensa. Las organizaciones firmantes añaden López “ha brindado su apoyo a periodistas nicaragüenses y medios de comunicación que siguen haciendo su trabajo incluso desde el exilio para mantener informada a la sociedad nicaragüenses.”


La prensa Independiente ha sido honesta con la ciudadanía nicaragüense dando cobertura a todas las incidencias que ha sufrido a lo largo de estos tres años de represión y desde antes, dice Hernández “seguimos en la calle con todos los riesgos... dando cobertura en todos los enfoques de ataques de derechos humanos que sufre la ciudadanía nicaragüense seguiremos estando ahí,” aseguró. Y hace una llamado a la ciudadanía, “tienen una responsabilidad que es su derecho a informarse, es un derecho por el que también tienen que pelear y defender.” finaliza diciendo “nosotros como prensa independiente no solo estamos defendiendo nuestro trabajo, estamos defendiendo un derecho ciudadano, y en esta lucha la prensa independiente no puede estar sola.”


Los hombres y mejores de prensa Independiente de Nicaragua, expresan en su comunicado, “garantizar los derechos de la Libertad de Expresión, Libertad de prensa y el Derechos a la Comunicación debe asumirse como una prioridad, facilitando la acreditación de periodistas locales, nacionales y extranjeros, velando por su seguridad, libre movilización y acceso a los entornos donde se desarrollan las actividades vinculadas con el proceso”. Y reconocen “la importancia que tiene su trabajo para la construcción de una sociedad democrática con una ciudadanía responsable informada.”