BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Productores de ajonjolí de Ometepe reportan pérdidas de hasta un 50% por exceso de lluvias


Foto: Ilustación de las plantas de ajonjolí.

Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com

Más de la mitad de la cosecha de ajonjolí que se sembró en la Isla de Ometepe se perdió debido al exceso de lluvia. Así lo confirman varios productores de la zona quienes han optado por sembrar otro tipo de cultivos, y abandonar el que históricamente sembraban con la llegada de cada invierno.


Tal es el caso de don Emir Saballo, originario de la comunidad de Esquipulas en el municipio de Moyogalpa, quien este año sembró más de dos manzanas de ajonjolí, pero que las perdió, ocho días después de haberlas sembrado debido a las constantes lluvias y a los vientos que provocó la tormenta Benni.


Foto: recurso no pertenecen a la zona donde se habla en la nota.

“Es la primera vez en más de 10 años de sembrar ajonjolí que he tenido que abandonar este cultivo, y dedicarme a la siembra de la sandía, pues las lluvias me lavaron todo la plantación y no me quedó otra alternativa que pasarle machete” comento resignado Saballo.

Aseguró que gastó más de 6 mil córdobas en la siembra de esta semilla, principalmente en el pago de la maquinaria para arar la tierra, el pago a los trabajadores y en la compra de los insumos agrícolas.


Una situación similar a la de Saballo están experimentando también otros productores de la zona, principalmente en aquellos lugares del volcán Madera, o en el propio Esquipulas que ha sido uno de los más golpeados por el exceso de las lluvias.


Anmel Gutiérrez, presidente de la de la Cooperativa Multisectorial La Esperanza ubicada en la Isla de Ometepe, y en la que se acopia la principal producción de ajonjolí de ese lugar, confirmó el desastre que están viviendo los productores de ajonjolí debido a las lluvias.


Gutiérrez calcula que entre un 50 o 60 por ciento de la producción de esa semilla, que luego se exporta a los mercados asiáticos o a Europa, se perdió en este ciclo productivo y que eso provocará indudablemente un incremento en el precio.


El productor que logró salvar parte de su cosecha, podrá vender el quintal de ajonjolí a mejor un precio, pues la producción será menor y eso hará que se incremente el precio.

Actualmente un quintal de ajonjolí se cotiza en 2,200 córdobas, pero puede llegar según Gutiérrez a los 2, 500 debido a la escasez.


Cabe destacar que la Isla de Ometepe, es la zona de del departamento de Rivas donde tradicionalmente se cultiva el ajonjolí. Sin embargo, la tendencia es que cada vez se siembre menos, debido al incremento de los insumos, y a los problemas del clima.


El año pasado por ejemplo se cultivaron, según los acopiadores, unos 8 mil quintales de ajonjolí y para este año las expectativas era recoger unos 5 mil quintales, pero con esto de las lluvias las proyecciones serán menores