BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Reforzar habilidades, formación técnica y profesional, necesarias para la juventud


Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com

Un día como hoy 15 de julio en el año 2014, se declaró la celebración del Día Mundial de las Habilidades de la Juventud. La efeméride se presta para que la juventud pueda tener la oportunidad de un diálogo con instituciones educativas tanto en formación técnica y profesional y empresas creadoras de empleos.


Este 2022, la efeméride se conmemora en un contexto que requiere del máximo esfuerzo para salir adelante. Continúa haciendo estragos la pandemia Covid-19, la recuperación económica por esta causa, hay desafíos con el cambio climático, conflictos sociales y políticos, más pobreza, el aumento de la desigualdad, el rápido cambio tecnológico, la migración, la corrupción en los países, entre otros.


Naciones Unidas refiere que hay mayor preocupación sobre todo por las colectividades más vulnerables “las mujeres, niñas jóvenes, la juventud con discapacidad, los pueblos indígenas y grupos minoritarios, así como quienes sufren las consecuencias de los conflictos violentos y la inestabilidad políticas continúan excluidos.”


Hay una latente incertidumbre sobre las habilidades y competencias que se demandaran después que se superen la pandemia y todas estas crisis sociales, políticas, económicas, de salud y ambientales.


En Nicaragua en los últimos cuatro años la juventud se ha enfrentado a una crisis sociopolítica donde se han visto obligados a salir de su país a falta de oportunidades y principalmente por presiones políticas y riesgo a la integridad.


Muchas mujeres y hombres jóvenes con un excelente futuro por delante han sido víctimas de acoso, asedio, amenazas, persecución, encarcelamiento, de expulsión de sus carreras universitarias por manifestarse pacíficamente en manifestaciones contra el sistema que gobierna Nicaragua. Otras personas jóvenes han sido víctimas de desempleo al cierre de más de 1000 organizaciones que el mismo gobierno ha cancelado de su personalidad jurídica o porque las empresas donde prestaban sus servicios han tenido que cerrar por presiones financieras, etc.


A pesar de esas vicisitudes. En Nicaragua como en otros países sobreviven algunos programas y eventos que brindan herramientas a mujeres y hombres jóvenes de formación y educación donde pueden aprendan habilidades necesarias para su futuro.


World Visión Nicaragua a través de su programa Youth Ready (jóvenes listos), en el marco de esta efeméride presentó algunos beneficiarios de su programa entre ellos a Magda Lucía Chávez de 25 años de Nandaime, ella decidió aprender fontanería.


La joven nandaimeña, recibió la invitación para participar en unos talleres hasta que llegó supo de qué se trataba. Se interesó por conocer sobre la instalación de tuberías “me apasiona mucho, me gusta lo que estoy haciendo”, manifiesta la fontanera.”


El programa Youth Ready también le enseñó a “elaborar su Currículum Vitae y sobre valores” que antes no conocía, asevera.

Siente satisfacción haber dado el sí a este programa por que su aprendizaje contempla mayor seguridad personal hasta para expresarse públicamente. Sus planes a futuro son “tener una ferretería con todos los accesorios necesarios y darla a conocer a nivel municipal…” finaliza diciendo.


Desempleo juvenil en el mundo


El creciente desempleo juvenil es un problema que afecta la economía y sociedades tanto en países desarrollados como en desarrollo.


La proporción de jóvenes que no están estudiando ni trabajan se ha mantenido alta durante los últimos 15 años y ahora se sitúa en el 30% para las mujeres jóvenes y el 13% para hombres a nivel mundial, según Naciones Unidas. A estos datos también añade que la juventud entre 15 y 24 años se ha visto aún más afectada por la Pandemia Covid-19 que las personas adultas. El empleo juvenil cayó un 8.7% en 2020 en comparación con el 3.7% en adultos.


La Asamblea General de Las Naciones Unidas procura con esta efeméride hacer conciencia sobre la importancia de invertir en el desarrollo de las habilidades de la juventud esto fue determinado en la resolución A/RES/69/145.


Se espera que la enseñanza y formación técnica y profesional permita responder a múltiples demandas de la naturaleza económica, social, ayudando a la juventud y adultos a ser competentes para un empleo trabajo decente con espíritu empresarial que, se logre promover el crecimiento económico sostenible e inclusivo.