Samantha Jirón desde su destierro cuenta sus metas y algunos detalles de haber sido presa política

“El poder empezar de nuevo pesa mucho con los traumas y con todo lo que viví, porque el pasado ya quedo atrás y sé que tengo que superarlo,” dice la expresa política nicaragüenses Samantha Jirón, desde  New York. 

Por: Redacción Intertextual/ contacto@intertextualcr.com


El pasado 09 de febrero, Nicaragua amaneció con una tremenda noticia, 222 personas presas políticas fueron liberadas, pero esa liberación implicó algo que nadie se había imaginado. El gobierno de Daniel Ortega había hecho de las suyas tomando las leyes a su antojo y deportando a estas personas.

La Asamblea Nacional, con 85 votos a favor en su mayoría de diputados orteguistas junto a diputados liberales reformaron el artículo 21 de la Constitución Politica de Nicaragua un día antes , para lograr “despojar de su nacionalidad” a las 222 personas que estaban tras las rejas con condenas de hasta 13 años por supuestos delitos de Traición a la Patria, Noticias falsas, Lavado de Dinero, entre otras acusaciones.

Samantha Jirón estaba en esa lista de personas que tras quitarles sus derechos civiles fueron despachadas en un vuelo directo a Washington.

A la joven estudiante de periodismo, activista política, y feminista, el Estado la había la condenado a 8 años de prisión dividido en una pena de cuatro años por el delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad, y otros cuatros años por propagación de noticias falsas.

,No puede dejar de leer: “Del encierro al destierro” pasaron 222 personas presas políticas nicaragüenses, esta es la lista

Tras su excarcelamiento y destierro, Intertextual tuvo la primera entrevista con esta joven para conocer detalles sobre su estado, ella nos dijo que han sido muchas cosas en pocos días pero segura que “lo mejor está por venir, ya lo más importante es que eso ya paso y va a quedar en el pasado como una pesadilla.”

Sin embargo, para Samantha la alegría no es completa, no todos los presos fueron liberados quedaron según una lista 38 personas presas políticas en las cárceles. “Me duele mucho por los que se quedaron, imagino como se están sintiendo, esto me duele mucho, pero vamos a seguir trabajando por su liberación; aunque no hay duda de que lo nuestro es un avance.”

Pero ¿quién es Samantha, no la presa politica que muchas personas han conocido en las notas pidiendo su libertad, si no la joven antes del activismo a raíz de abril 2018?

━ Muchas veces he pesado quien soy. Si pudiera verme a través de los ojos de otras personas creo me podría ver como soy, como una chavala luchadora. Siempre he luchado por todo lo que he tenido y conseguido, nada me ha caído del cielo.

Mi mamá ha sido mi inspiración, mi apoyo, ella lo sabe muy bien que siempre he tratado de esforzarme por cumplir mis metas y mis sueños.

━ Me puedo definir como una chavala soñadora, porque sueño con la libertad de Nicaragua, sueño con poder terminar mi carrera y tener una oportunidad en un medio para desarrollarme como periodista. Quiero escribir algún libro, quiero hacer muchas cosas y esos sueños siempre los tengo presentes. Mis actos todos van dirigidos a cumplirlos; muchos se han cumplido, otros no, pero estoy trabajando en ellos. Creo firmemente en que todo se puede lograr con trabajo y esfuerzo.

Esta joven planea continuar su carrera de periodismo, y se jacta de ser una excelente estudiante incansable “A mí me fascina estudiar no me veo como una carga, al contrario. Todos estos meses extrañaba estudiar, agarrar un libro. Esa es una de mis prioridades,” asevera.

El momento de su desaparición

La detención de Samantha fue el 09 de noviembre por personas vestidas de civil, estuvo la mayoría del tiempo detenida en el Sistema Penitenciario La Esperanza, ahí fue traslada el 01 de diciembre de 2021 antes estaba en la estación del Distrito # 3, y según comenta su madre Carolina Jirón era trasladada por las noches al chipot

Ella estaba en el Holiday Inn con unos amigos, estaban almorzando después de una reunión de trabajo. Refiere que “fue un error haber llegado a ese lugar” después de haber pasado cinco meses sin ser localizada desde que salió la orden para apresarla, describe el momento.

Lea también: Samantha Jirón, la presa política más jóven, pasará otra navidad en la cárcel

━ “Todo fue de repente, no sé, algo en mi corazón me dijo que esto podía pasar, no hice caso quizás fue impudencia, todo fue tan rápido cuando vi ya iba en ese carro camino a Auxilio Judicial(…) Me bajan de la camioneta, en cuestión de segundos a la fuerza y me montan a un carro particular color rojo sin placa con paramilitares vestidos de civil, el rostro no se los pude ver, me amenazan, me toman fotos, al mismo tiempo que confirmaban mi identidad. Comenzaron a ofenderme y a preguntarme por personas. En ese momento no me aterrorice, sentí que tenía los nervios de acero hasta les conteste de mal modo, ellos me dijeron – ya te vamos a ir a bajar esos güevos. Ya te voy a llevar a conocer el chipote y vas a ver la turquiada que te vamos a meter… “

La joven dice que todo fue en fracciones de segundo y de manera violenta “me suben, me llevan del pelo, me avientan y me golpearon en la cara, iban un hombre, una mujer en la parte de atrás me llevaban doblada agarrada del pelo para que no mirara nada, obviamente yo ya sabía dónde me llevaban. Ese hombre iba con un arma puesta cerca de mi cara,” recuerda.

violencia psicológica, dieta y cumpleaños en la cárcel

Samantha asegura no hubo más violencia física, pero sí hubo maltrato psicológico. Refiere ante esto que las heridas emocionales cuestan curarse. “Un golpe te deja una seña pero el maltrato emocional psicológico no se ve pero es el peor, las heridas internas cuestan sanarlas y es peor” comenta denotando tristeza.

En el encierro apunta que no tomaba de la comida que le daban del Sistema, ella solo consumía lo que le llevaba su madre, como no podía guardar la comida, entonces aprovechaba el día de visita o de paquetería para saciar su hambre.

“Te cuento varias veces me congestione de la emoción, comía mucho, porque no podíamos guardar comida.” Su mamá le preparaba lo que ella pedía sin embargo confiesa “aunque fuera la comida más rica en esas condiciones no se sentía de la misma manera.”

Samantha entró de 21 años y salió de 23 años, paso dos cumpleaños encerrado.

“El primer cumpleaños fue bien duro confieso, siempre lo más duro era pensar en mi mamá, en qué estaría pensando. Yo trataba de bloquear muchas emociones para no quebrarme, quizás era malo al final porque no es bueno guardarse las cosas eso se que lo tengo bien adentro tengo que trabarlo, pero si fue muy triste porque el primer cumpleaños estaba totalmente aislada.

Puede leer también: #Samanthateestamosesperando: Campaña en el lanzamiento de Politicando

Añade que en la cárcel las querían hacer sentir más que animales. “Nos querían hacer sentir como que éramos un animal amarrado, era deshumanizante el trato que te quieren hacer sentir.”

Cuando soñaba despierta en su salida, pensaba vamos a “volver a ser humanos”, recordando el título de un informe de Derechos Humanos.

“Cuando salgamos vamos a volver a hacer personas con derechos, con dignidad con sentimientos, con familias. Y Cada que cumplía años decía el próximo año voy a pasar con mi familia lo sé,” pensaba tras las rejas de La Cárcel la Esperanza.

Reconstruir la vida en libertad y fuera de Nicaragua

Esta muchacha de 23 años, la presa politica más joven de Nicaragua, está contenta de que llegó el fin de ese encierro perturbador sin sol, sin patio, sin derechos. Dice estar bien porque su mamá ahora está tranquila por su añorada “libertad”.

“La libertad no tiene precio, es lo más valioso que podemos tener, no se aún que va a ocurrir, creo que todos estamos así,” manifiesta.

Es muy temprano para preguntarle a Samantha que hará, y ella esta clara que debe darse tiempo, pero con la visa humanitaria otorgada por Estados Unidos, es un adelanto para nuevos cambios.

“Seria mentirosa decirte ya se todo lo que voy a hacer, es falso. Mi prioridad es mi familia poder abrazarlos, poder estar con ellos. Obvio debo trabajar, lo otro que me motiva es seguir estudiando. Son las cosas más importantes, mi familia y mis estudios. No tengo un plan, pero si metas,” enfatizó

La expulsión del país ha sido agridulce dicen algunas personas. ¿Cómo trabajaras esta situación desde la resiliencia?

━ Es algo bien fuerte. Yo nunca me imaginé que me iban a desaparecer de mi país jamás, siempre he sentido orgullo y amor por mi patria. Voy a seguir siendo resiliente, a seguir luchando. Pero pensar primero en lo bueno empezando con el hecho de poder respirar el aire no teniendo barrotes de poder medio. Poder caminar sola sin alguien que me lleve por detrás sintiéndome prisionera.

Debo valorar lo que actualmente tengo y poner en una balanza lo que es bueno. Las razones la libertad, verme con mis familias, el verme con mis amistades.

El poder empezar de nuevo pesa mucho con los traumas y con todo lo que viví, porque el pasado ya quedo atrás y sé que tengo que superarlo, veo las cosas de manera optimista todo lo que pueda hacer.

Pensé durante todos esos meses privada de libertad que cuando saliera iba a hacer mucho mejor. Se que tengo que trabajar bien internamente lo que vivimos lo que sentimos. Estoy bien optimista teniendo a mi familia estaré completa y me sentiría con el tanque lleno de gasolina para reiniciar.

¿Estuviste acuerpada por organizaciones durante tu encierro?

━ Yo no me sentí en ningún momento acuerpada por ninguna organización. Yo si estuve acuerpada por amistades, pero no por organizaciones. Sinceramente no sentí que estuviera mucha gente que quizás hubiera pesado que estarían conmigo. Fue muy selecto un grupo de personas que nunca dejaron de estar pendiente de mí, claro muchísimos, pero de una manera más cercana muchas personas y agradezco el apoyo a mi mamá.

En algún momento me decepcione, no te voy a mentir y pensé ya no me vuelvo a organizar y a meterme en nada. Tengo mis convicciones, mi lucha pero si lo voy a hacer con mucha más cautela; porque Nicaragua no tiene culpa de la gente que sufre, ni de los errores de los políticos , de las malas decisiones. Esto tiene que ser un gran aprendizaje para los nicaragüenses para los lideres estudiantiles, lideres políticos de movimientos. Darnos cuenta de que todos estuvimos en un mismo lugar y sufrimos muchas cosas unos más que otros, pero que estábamos en ese lugar unidos y sacar provecho a la situación sacar lo bueno de lo malo. Ortega es cierto que nos hizo mucho daño, pero nos unió.

Actualmente está líder estudiantil está en New York, nos dijo que “La Samantha de antes no es la misma de hoy” asegurando que aprendió mucho. Está convencida de que hay que luchar para no permitir que otros vivan lo que ellos y ellas han vivido. “Yo no quiero esto para mis futuros hijos para mis hermanitos. Yo no quiero que sufran, que los maltraten, no quiero yo lo sentí en carne propia incluso antes ya lo hacía, por eso con mucha más fuerza voy a seguir luchando por los derechos humanos, por las mujeres y por la esperanza de un cambio.”

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

Estrés: el enemigo silencioso que puede producir problemas estomacales «descubre como controlarlo»

by Redacción Intertextualabril 22, 2024

¿Sabías que el estrés puede causar dolor de estómago? Es muy casual que de repente te encuentres soportando dolor, y...

NANI CART la marca natural dedicada a mujeres que han padecido y son sobrevivientes de cáncer

by Redacción Intertextualabril 22, 2024

Las mujeres que dejaron Nicaragua, sus familias, para comenzar de cero en un país que no es el suyo, ha...

Feria pinolera un espacio de oportunidades para las mujeres nicaragüenses exiliadas en Costa Rica

by Redacción Intertextualabril 22, 2024

En el marco de las actividades de conmemoración del seto aniversario de abril 2018, se realizo la 32 feria pinolera,...

Marena tendrá control absoluto de las investigaciones sobre biodiversidad en Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 22, 2024

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo el pasado 16 de abril del 2024, publico una resolución, donde concede...

Google inaugura oficina en El Salvador, Nayib Bukele destaca avance y oportunidades de empleo

by Redacción Intertextualabril 21, 2024

En un Pequeño acto de inauguración en El Salvador, Google ha anunciado la apertura oficial de su primera oficina en...

Demandan justicia ante impunidad de 6 años del asesinato del periodista Ángel Gahona en Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 21, 2024

Este 21 de abril se cumplen 6 años del asesinato del periodista Ángel Gahona, mientras brindaba cobertura a una de...