top of page
Sin título-3-02.png

Socialistas llaman "dictadura capitalista" a Ortega y culpan a empresarios por poder ORMU


contacto@intertextualcr.com

Este 15 de febrero la organización Alternativa Anticapitalista / Nicaragua – Liga Internacional Socialista, se pronunció en contra del gobierno sandinista liderado por Daniel Ortega y Rosario Murillo.


“Hace más de 40 años, Nicaragua era noticia mundial por una enorme revolución popular que barrió a la siniestra dictadura pro-yanqui encabezada por Anastasio Somoza. Hoy, vuelve a estar en agenda, por la escalada represiva de la dictadura capitalista-estalinista de Ortega-Murillo”, da a conocer la Liga Internacional Socialista.


Los juicios que se han venido programando donde han condenado a más de 30 personas presas políticas, desde el primero de febrero de este año “son una farsa” dice la organización. Los acusados son inocentes y esto es parte de la represión que quiere imponer el gobierno de Ortega, enfatiza “El crimen de todos ellos, fue ser parte de la rebelión de abril de 2018, contra un brutal paquete de medidas de ajuste dictadas por el FMI o criticar los atropellos del gobierno capitalista y represor enquistado en Nicaragua”.


Para la Liga Internacional Socialista, la situación de Nicaragua es preocupante a todos los niveles, “con decenas de presos políticos, sin libertades tan básicas para el pueblo como el derecho de reunión, protesta, prensa y opinión, es de una gravedad tal que, combinadas con la crisis social, económica y la pobreza de la mayoría de su pueblo, constituyen un panorama desesperante, “afirma.


Puede leer el comunicado aquí: https://lis-isl.org/2022/02/15/nicaragua-nos-convoca/


Falsa oposición


La Liga Internacional Socialista, fundada en Barcelona en mayo de 2019, señala la existencia de una falsa oposición en Nicaragua, constituida por empresarios, quienes alientan la resistencia de la oposición con llamados internacionales. “Piden intervención de EEUU, la OEA y otras variantes que nada tiene para ofrecer al pueblo nica, esta es la misma que fomentó el “falso diálogo “en abril 2018 y plantea volver a dialogar, con el único objetivo de no afectar los negocios”, advierte la organización socialista.


La estrategia “cívica e institucional” de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (integrada por representantes del poder económico, en línea con la comunidad internacional y el clero) le salvó la existencia al ortegüismo desde 2018 hasta hoy", señala esta organización recién fundada en 2019.


Los desaciertos, en un diálogo que no llegó al término de la crisis sociopolítica en Nicaragua, concluyo únicamente con atomizar lo mejor del activismo en pie. Con el paso del tiempo surgieron agrupaciones como la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y la Coalición Nacional (CN), (resultado de la confluencia entre la ACJD, la UNAB, y otras expresiones, apunta el comunicado.

Todas estas agrupaciones aseguran La liga Internacional Socialista “continuaron la tarea de usurpar el protagonismo de abril. Las direcciones de esas organizaciones excluyeron de sus agendas las demandas genuinas de la mayoría trabajadora, de las juventudes, de las víctimas directas del terrorismo estatal y las subordinaron en las agendas del Gran Capital y la comunidad internacional”.


Le puede interesar también: Familias lanzan S.O.S. por la libertad y la salud de las personas presas políticas

Propuesta


Esta organización socialista, asegura que el gobierno de Ortega y Murillo “usurpa descaradamente las banderas de la izquierda y el socialismo” y añaden “representan lo opuesto a las causas por las que luchamos los verdaderos socialistas y revolucionarios del mundo”.


Proponen crear una Comisión Internacional por la Libertad de Todos los Presos/as Políticos en Nicaragua y constatar la salud de los mismos. Hacen un llamado a todas las organizaciones obreras, estudiantiles y populares, a empoderarse de la causa urgente por Nicaragua, Así como impulsar acciones a embajadas y consulados. Todo con el objetivo de preparar jornadas que visibilizarían internacionalmente los cuatro años de la rebelión de abril 2018.


Para este gremio de personas, “en abril se marcó la ruta”. Argumentan que la población trabajadora, la juventud de forma autoconvocada y movilizada sin patrones, ni oportunistas “lograron desestabilizar al régimen”. Considerando lo expuesto aseveran “sólo dicha masividad organizada lo arrancará de raíz. De ahí la importancia de retomar cualquier esfuerzo de tender lazos que fortalezcan todos los esfuerzos organizativos que se vienen gestando e impulsar nuevos.


Para enfrentar lo que se viene llamamos a construir organizaciones de la población trabajadora, de las juventudes, de las mujeres y las disidencias”, reiteran en su llamado.


bottom of page