top of page
Sin título-3-02.png

“Sorteando” la salud mental en un país donde impera el asedio y acoso


Nicaragua cuenta con un único hospital especializado en atención psiquiátrica, el Hospital Psicosocial José Dolores Fletes ubicado en Managua, pero también hay algunos espacios donde se puede conseguir una consulta gratuita

contacto@intertextualcr.com

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como un estado de bienestar en el que la persona realiza sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad. En este sentido positivo, la salud mental es el fundamento del bienestar individual y del funcionamiento eficaz de la comunidad…


Tras el estallido sociopolítico de abril 2018, seguido de la crisis sanitaria por el Covid-19, la situación económica que agobia a la población, sumado al masivo desempleo, son muchos los males que se apoderaron de los nicaragüenses, desde estrés, ansiedad, miedo, inseguridad, violencia, aislamiento, conflictos de parejas, así como comportamientos adictivos por mencionar el alcohol, el tabaco y algunas drogas. Aunque no es desde ahorita que la salud mental se viene deteriorando en un país donde la pobreza impera.

Doña Estela, a quien llamaremos así a petición de la entrevistada, cuenta que, tras el fallecimiento de su esposo hace tres años y todo el “torbellino” político que ha vivido el país, el estrés y depresión se apoderó de ella sin darse cuenta al punto que a mediados del 2021 empezó a desarrollar manchas blancas en su rostro, manos y cuello.


“Al morir mi esposo quedó ese gran vacío, a pesar que tengo a mis hijos, que me acompañan y apoyan, la soledad es dura, más todo ésto, que no vivimos tranquilos, la inseguridad de nuestros hijos y la comida subiendo cada día…”, confiesa esta señora de cabello lacio, quien se dedica a cuidar dos niños y a la limpieza, en una vivienda de un barrio capitalino.


Sumado a su problema de vitiligo, ‘Estela’ de 55 años tiene que lidiar con la discriminación de la gente, pues asegura que cuando va a la venta y viaja en el bus las personas la vuelven a ver como ‘animal raro’ y algunos hasta se apartan. “He asimilado mi enfermedad, aprendido a convivir con estas manchas, incluso ya consumo espinacas, me aplico las cremas, cuestión que no hacía nada de eso, porque rechazaba mi problema y es algo que no se pasa, es la misma ignorancia de la gente”, añade y a la vez aconseja a la población a cuidar de su salud.


¡Cuide su salud con un experto!


El Día Mundial de la Salud Mental se celebra cada 10 de octubre. Según la página en Facebook de la OMS-Nicaragua la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan.


La psicóloga clínica y docente Andrea Pomares, explica que en Nicaragua no hay una cultura de salud mental, una situación que se ha venido modificando desde muchos aspectos y desde diversos actores. “Es decir, por ejemplo, las escuelas, el sistema educativo, que ahora se toma un poquito más en serio la atención en salud mental, la parte empresarial también y eso es algo que nos ayuda a modificar esa visión que se tiene con respecto a la salud mental, que en general debería de ser de tipo preventiva”, expresa.


Así mismo, se refiere a la creencia popular que la salud mental o la atención en salud mental es solo para “locos” y aclara que el trabajo de psicología es muy amplio, “a mí me gusta enfocarlo de forma preventiva, principalmente el trabajo es psicoeducativo, si ya hay una situación instaurada, desarrollada, pues obviamente es atención e intervención y una posible reinserción en caso que sea algo bastante deteriorante para la persona”.


Menciona que en salud mental hay dos grandes áreas: el área de psicología y el área de psiquiatría. “El trabajo de psicología es eminentemente preventivo, así debería de ser, para evitar que se desarrollen trastornos mentales. En salud mental hay tres grandes niveles de atención, pero el nuestro debería ser preventivo, la parte de psiquiatría es meramente de intervención, enfocada en intervención psicofarmacológica. Yo veo una enorme importancia en la psicología porque la psicología hace el trabajo para evitar que la persona vaya más allá, desarrolle algo más, se deteriore aún más y evitar pasar a una intervención psiquiátrica”, apunta.

Sobre la salud mental y la llegada del Covid al país, manifiesta que éste afectó a la gente de diferentes maneras. “Desde la parte psicológica vino a detonar muchos problemas que las personas ya tenían y a eso se le suman otras situaciones como fue el aislamiento”, resalta.


De acuerdo a la experta en salud, los seres humanos somos seres sociables, altamente sensible a este aspecto (aislamiento), “si yo estoy rodeada de gente, con la cual yo me siento bien amada, protegida, arraigada, obviamente tu salud mental y por ende la física va a estar bien, pero con ésto del aislamiento y la sensación de miedo, se creía que los jóvenes iban a estar inmunes y que los más vulnerables iban a ser los ancianos y todo ésto trajo como consecuencia una separación de generaciones, las cuales deben tener una comunicación y ésto es importantísimo, porque los valores los enseñan los abuelos y al hacer esta separación, se fracturó mucho esta comunicación generacional dentro de las familias y eso nos va a pasar factura…trajo consigo estrés y ansiedad a regalar, con solo ver las noticias, pues todo era trágico, muertes…”.


Hay que destacar que en Nicaragua se cuenta con un único hospital especializado en atención psiquiátrica, el Hospital Psicosocial José Dolores Fletes, ubicado en Managua.


Un enfermo en el hogar


Lidiar con un enfermo en casa, es otro asunto a tratar. Ana y Carlos llevaban una relación muy bonita que se robaba las miradas de vecinos y familiares. Este joven matrimonio tenía planes de casa, carro y mucho futuro por delante junto a su pequeña hija, hasta que un día, todo cambió y esos planes se los llevó el viento.


Mientras ella acababa de conseguir un empleo, su esposo estaba poniendo la carta de renuncia en su trabajo, una noticia que la tomó por sorpresa, puesto que no le consultó nada como antes lo hacía, sin imaginar que meses más tarde, tendría en sus manos el diagnóstico de su esposo, elaborado por una psiquiatra.


El estrés laboral afectó su salud. En el dictamen médico se lee que la naturaleza de la enfermedad es “Episodio psicótico agudo” por riesgo laboral y en su valoración la psiquiatra resume que el paciente tiene: Episodio psicótico agudo, trastorno borderline y depresión secundaria. A pesar del apoyo de la familia y su esposa, todos esos cambios y manifestaciones en el paciente, a los años se volcaron en la separación familiar.


Es por esta razón que Pomares aconseja a la población visitar al psicólogo, no esperar hasta que las cosas pasen, “es como cuando uno hace un chequeo preventivo al vehículo, no lo haces cuando ya hay algo mal si no para evitarlo”, añade la especialista, quien señala que no hay estadísticas claras de cuántas personas con problemas mentales hay en el país, porque muchos no acuden a atenderse y se quedan al margen.


“Hay que entender que cuando tenemos un familiar con un tipo de trastorno mental y nos toca cuidarlos, el cuidador debe de tener asistencia también, no solo para saber cómo lidiar con el paciente, sino como te vas a autocuidar vos, entonces el consejo va encaminado al asunto del autocuido que es muy importante, porque volvemos a lo mismo que es de tipo preventivo y obviamente viene a favorecer el apoyo que le estás dando a tus familiares y que no haya un único cuidador para que el cuido de la persona rote, para no quemar a la persona, para no sobrecargarla, sobreexponerla…”, apunta.

Puntualiza que hay algo que se llama “trastorno de cuidador”, pero es básicamente situaciones físicas y psicológicas, de tipo también emocional que les sobrevienen a los cuidadores de pacientes con trastorno mental, por el desgaste.


Principales señales


Entre las señales principales por la cual acudir a un experto de la salud mental, están las cognitivas. Menciona desgaste mental que es cuando se le olvidan mucho las cosas a la personas, “tal vez son olvidos cotidianos, puede ser que no pudo prestar atención, no logró concentrarse, pienso, pienso en algo y no puedo pasar a otra cosa, se me dificulta el aprendizaje… a nivel emocional puede presentarse una diversidad de señales, por ejemplo, sentirse triste sin aparente razón o sentirse con una emoción muy específica, como ira, tristeza, apatía, puede ser melancolía, disgustos, desagrados, una señal que todas las personas o la mayoría de las personas en algún momento sentimos, pero no le damos esa importancia debida, es decir estoy rodeada de personas, pero no siento esa conexión humana…”,manifiesta la especialista.


Pomares llama a evitar el cansancio. “Desafortunadamente pasa bastante desapercibido, bajo el radar, ¿Por qué? por el ritmo de vida que llevamos, pero en general el paciente, me puede referir: yo duermo, pero siento que no descanso, duermo y siento que me levanto igual de cansada al día siguiente, esto puede ser por muchas situaciones, puede ser por una fatiga mental o puede ser por una fatiga física, pero el origen es emocional…”.


Consultas gratuitas, algo positivo


En Nicaragua a través de la Cruz Roja Nicaragüense, la población que se siente vulnerable o está pasando por algún problema que amerita atención psicología, esta institución tiene a disposición el servicio de atenciones gratuitas, ideal para aquellas personas que no cuentan con recursos para pagar un psicólogo, a través del Centro Nacional de Apoyo Psicosocial, quien ha destinado un área equipada para desarrollar terapias y atención a menores de edad.


El procedimiento que se lleva a cabo para recibir las atenciones es presentarse al Centro Nacional de Apoyo Psicosocial, en el área de admisión. Luego de ésto el paciente recibirá un código de usuario, se le dará una esquela en el horario y el día que queda estipulada la cita.


En este centro atienden de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Aquí brindan atención médica y psicológica de forma gratuita. Así mismo atienden en la modalidad de teleasistencia a las personas que no puedan presentarse se les puede atender a través de una llamada, que le realizaría el médico o el especialista en psicología y presencial que tendría que presentarse al centro.


Sanar Nicaragua, una iniciativa independiente publicó hace dos años la primera edición “Técnicas para sanar Nicaragua”, una idea que surgió de un colectivo de psicólogas y psicólogos que se unieron con un mismo objetivo “ayudar a sanar las heridas emocionales con las que la sociedad nicaragüense carga producto de su historia y los duelos no resueltos”.


El colectivo publicó el manual básico, clave y gratuito para lidiar con situaciones como el duelo, la tristeza, la incertidumbre y la depresión. En el sitio web de Sanar hay técnicas y ejercicios de autocontención, un cuadernillo de manejo del suicidio, una biblioteca llamada Juntas en resistencia y audios y videos con material de apoyo. Todo gratuito.


Así mismo pusieron a su disposición la línea de ayuda para recibir consejería: 8327-8079. Este espacio se ha destacado por brindar acompañamiento psicológico gratuito y crear contenido psicoeducativo de libre difusión.


El pasado 22 de abril el sitio publicó en su página en Facebook: “Con duelo les anunciamos que estamos pausando nuestro trabajo de acompañamiento psicológico de forma indefinida. Por el momento no contamos con los recursos suficientes para asegurar la sostenibilidad de los terapeutas. Creemos que la salud mental merece ser cuidada de la colectividad y necesitamos de tu contribución para reanudar este espacio de acceso que es tan necesario. Aportá desde $1 en Paypal.me/Sanarni, compartí esta información o regalá un producto de nuestra casita de trueque”.


Así mismo varias universidades del país cuentan con su departamento de psicología donde se pueden avocar, la mayoría de colegios privados brindan su espacio de consejería a los estudiantes y a nivel personal algunas psicólogas dan charlas y consultas gratuitas o con pagos simbólicos.


Por su parte la psicóloga Infantojuvenil Paola Marchena, quien además es coach en inteligencia emocional, a diario atiende niños y niñas de madres solteras, en diciembre pasado invitó a las madres solteras a unirse a su club de Super Mamás, un espacio gratuito de autoayuda en el que los pacientes tienen la oportunidad de conversar acerca de los desafíos de la maternidad en soltería con otras mujeres que viven situaciones similares a las tuyas.


“Si quieres recibir contención emocional, consejos y orientación de otras madres, haz clic en este enlace, y pídeme que te agregue al club: https://wa.link/jbdgpk”, posteó en Facebook. En enero pasado compartió consejos para padres en YouTube sobre el primer día de clases.


bottom of page