Carolina Jirón: La historia de amor y sacrificios de una madre nicaragüense

contacto@intertextualcr.com

Carolina Jirón, es una mujer de origen humilde, tiene 44 años, originaria de Masaya. Desde el 09 de noviembre de 2021 su vida no tiene sosiego; es una de las madres nicaragüenses que en sus noches no duerme en paz y ora incesantemente por la libertad de su hija mayor presa política ,Samantha Jirón, encerrada en el establecimiento Penitenciario Integral de Mujeres (EPIM), mejor conocido como “La Esperanza”.

n

Esta señora, es madre de tres hijos, la mayor de ellos es Samantha de 22 años, recluida en la cárcel La Esperanza por ser activista defensora de derechos humanos; por ayudar heridos en la crisis social que inició en abril 2018 y pedir justicia en Nicaragua; esta muchacha desde pequeña ha mostrado liderazgo y una vida de reconocimiento por su destacada vida estudiantil, se bachillero estando exiliada en Costa Rica, regresó a su país para intentar reconstruir su vida, pero fue detenida y condenada a ocho años por el supuesto delito de “Ciberdelitos y Conspiración.”

Samantha, es una de las más jóvenes de 180 personas presas políticas en Nicaragua. Su madre lucha a diario para poder llevarle alimentación y algunos insumos personales y pide la libertad inmediata de su hija a quien considera su mayor orgullo y compañía.

,Puede interesarle leer: Samantha cumple años tras las rejas secuestrada por la dictadura

En vísperas del día de las madres en Nicaragua, Intertextual ha entrevistado a doña Carolina quien nos comenta que su vida nunca ha sido fácil desde sus primeros años de vida, pero sus hijos han sido su motor para salir adelante y con quienes encuentra paz. “El amor de mis hijos me da las fuerzas necesarias para luchar por ellos”.

Una infancia difícil

“Desde que tengo uso de razón se lo que es pasar muchas necesidades, no conocí a mi mamá biológica porque murió cuando yo tenía año y medio, mi abuelita paterna nos crio a mis hermanos y a mi hasta la edad de 13 años que falleció y luego quedamos al cuidado de mi papá y su esposa quien tuvo tres hijos con mi padre,” relata.

Jirón trabajaba y estudiaba a la misma vez, pero todo cambió, llegó hasta segundo año de secundaria, se vio obligada a trabajar tiempo completo, no había tiempo para estudiar, hasta que decidió marcharse de la casa paterna, “abandoné mi casa por muchos motivos ya no podía vivir ahí.” Añade que “pasaban miles de dificultades” en esa casa.

n

A los 22 años, conoció al padre de su primera hija. “Fuera de mi casa conocí al papá de Samantha, cuando le comuniqué de mi embarazo me dio la espalda y hasta la fecha sigue siendo así.”, relata la madre.

Nace su primogénita

n

La pobreza, las limitaciones acrecentaron al nacer su primogénita, pero Carolina ya no estaba sola y eso la hacía feliz. “Desde que la tuve a ella, desde ese momento fue mi primer compañía; no tenía un lugar estable tenía que trabajar para poder sobrevivir con ella, no tenía apoyo de nadie, más que de las personas que a veces me daban lugar para dormir.”

n

,Samantha, era imperativa, eso le acarreo ciertos problemas, que tal vez nunca se percató, pero su madre sí, “cuando uno vive arrimado ya sea donde familiares, conocidos, el chavalo que anda ahí, el ajeno que no es de la casa ese es el que paga los platos rotos desgraciadamente”. En medio de la pobreza en la que vivía Carolina y Samantha, disfrutaban hasta de lo más sencillo a su alrededor.

El orgullo de esta madre se trasmite al decir con voz emocionada entre sonrisa, “ella siempre fue muy buena alumna desde chiquita, bien inteligente, sobresaliente”. Así transcurrió la infancia de su hija, sin embargo, resiente que había gente que no disfrutaba ver lo talentosa que era su niña, “me sentía feliz como madre que ella era tan viva, tan inteligente; a la misma vez había personas que no les caía en gracias y siempre estaban encima de ella pendiente de lo que hacía”.

n

En nuestra entrevista menciona que las madres primerizas aprenden a serlo con sus primeros hijos , así lo aprendería ella también,“recuerdo que había momentos en que tenía que poner mano dura en la crianza de mi hija”, resalta Jirón.

,Lea también: #Samanthateestamosesperando: Campaña en el lanzamiento de Politicando

Con el tiempo conoció al padre de sus dos últimos hijos, ya no está con él, aunque, tiene una responsabilidad a medias con los hijos.

n

Con Samantha de 10 años y sus otros dos hijos pequeños, Carolina siempre ha resistido lo duro de la vida siendo madre soltera y sin hogar propio buscando la manera de brindarles la oportunidad de estudio.

n

Carolina mira en su hija Samantha desde que era pequeña una persona talentosa a quien le ha querido heredar una mejor vida, explotando su talento e inteligencia y ocupando su tiempo es más aprendizaje, “siempre andaba buscando la oportunidad para que ella estudiará, porque yo no quería desperdiciar esa inteligencia que ella tenía desde chiquita, “asegura doña Carolina.

Los tres hijos de Carolina siempre han estudiado en colegios públicos, pero así los está sacando adelante dejándolos aprovechar sus etapas, enseñándoles lo bonito de ser libres de pensamiento sin hacer daño a nadie y estudiando porque es su mayor y mas valiosa herencia.

nn

Gracias a la persistencia de Carolina y las buenas notas de Samantha a sus 10 años fue becada por La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, el programa se llamaba, “Mentores solidarios.” Para entonces también la niña estaba en el proyecto Los Miguelito en Masaya, donde le enseñaban dibujo, pintura, artesanía, iba después de la escuela, ella ahí paso cuatro años.

Con la beca de La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Samantha logró estudiar en el Colegio Don Bosco Salesiano de Masaya un colegio privado, relata esta experiencia su madre como un logró alcanzado después de tanto sacrificio y con alientos de ánimo.

n

“Una como mujer soltera sin apoyo de nadie mira tan inalcanzable ciertas cosas, más cuando una vive en circunstancias tan difíciles, porque incluso su promoción de sexto grado le tuve que teñir su faldita que tenía tres años de estarla ocupando en la primaria, su misma camisa de uniforme, con problema económicos no tuve la posibilidad de comprarle un uniforme nuevo”.

n

La Fundación financiaba el pago de mensualidades y le facilitaban los libros y los uniformes. Las actividades que el colegio hacia dentro, todo eso lo cubría la madre y en ese colegio de los más prestigiosos de Masaya los gastos eran constante.

Protestas en Nicaragua, cambiaron la vida de la familia

n

Para abril 2018 inician las protestas, Samantha estaba en cuanto año de secundaria su madre comenta cómo es que ella se involucra.

“Ella no estuvo en los tranques, formó parte de un equipo donde había unos médicos para ayudar a curar a los heridos a la vez que estaba en los Miguelitos, estaba en los bomberos, estudiaba en el Salesiano, a ella falta le hacia el tiempo para andar de arriba abajo”. La ayuda humanitaria era parte de lo que practicaba a diario la hija de Carolina; era difícil que ella hiciera caso omiso a lo que ocurría en Nicaragua y en su ciudad y no brindar su asistencia voluntaria de curar heridas.

n

Jirón resalta, “yo siempre me sentí feliz, siempre la apoye, nunca trate de cortarle las alas siempre la impulsaba, pero le ponía limites, era libertad sin libertinaje lo que yo le estaba dando” adicionalmente dice “cuando ella decidió ayudar a los heridos no es que yo estuviera en contra, de ver como trataban de ayudar me he sentido siempre muy orgullosa; pero si con miedo, con temor.”

Exilio forzado por amenazas

n

A esta madre le comienzan a tocar lo que más le duele, su hija (Samantha), estaba siendo amenazada, explica,“después que ella estuvo ayudando, personas nos dijeron que Orteguista andaban una lista de las personas que atendieron en los puestos médicos, que los andaban buscando para llevárselos presos y eso fue lo que nos impulsó para irnos a Costa Rica.”

n

Primero se fue Samantha a Costa Rica el 15 de junio de 2018 y luego ella con sus otros hijos el 19 de septiembre del 2018, pero no soportó estar mucho tiempo, “yo me regresé al mes y medio de haberme ido, no teníamos como mantenernos fue difícil, ella (Samantha) empezó a estudiar su quinto años y yo le dije que se quedará”, relata la madre que buscaba que su hija terminara la secundaria.

,También puede leer: “Si a mi hija le pasa algo responsabilizo a Daniel Ortega”, madre de Samantha

El permiso de trabajo fue difícil conseguirlo para Carolina, “cada día en Costa Rica cuenta, y es duro no tener la manera de salir adelante, “afirma, sindo la historia de doña carolina similar a las más de 120 mil solicitantes de refugio que estima las autoridades migratorias en Costa Rica, que llegaron al vecino país buscando protección y una mejor vida.

n

Doña Carolina nos comentó que tuvieron que comer dos tiempos y racionando la comida, “con un poquito lo dividíamos, aunque quedáramos con hambre, pero lo importante era comer algo”, recuerda la madre de su corto tiempo en el vecino país donde buscó protección.

n

Durante la crisis, y al regreso de Costa Rica esta familia no sufrió ningún tipo de asedio, salieron y entraron por la frontera de manera regular. La situación no estaba como ahora para poder pasar, ya que les han quitado los pasaporte a familiares de presos políticos, ahora no se puede salir del país tan fácilmente.

n

A como sea doña Carolina ha sido una madre presente para sus hijos y eso ha implicado muchos padecimientos sobre todo económicos, “He rodado por muchos lugares, trabajando de lo que he podido sin dejar nunca a mis hijos, lavando, planchando, de ayudante de cocina, y siempre tratando que no les faltará lo básico y sobre todo con mucho amor ya que ellos sólo me tienen a mí”.

n

Asegura que algo que le gustaría hacer para trabajar y así sustentar su hogar y paquetería de su hija en la cárcel es trabajar de costurera, oficio que aprendió desde jovencita en un taller de costuras donde su padre, en varias ocasiones ha querido comprar una máquina de coser “pero las circunstancias en las que vivo me lo impiden esta difícil,” comenta.

Ahora que su hija mayor no está con ella y es prisionera del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, esta madre sufre mucho. “Mi vida se ha vuelto un infierno lleno de dolor y angustia, por la parte económica y la parte afectiva. Me duele el alma saber qué todos los días, mi niña abre sus ojitos por la mañana y lo primero que ve son esas paredes de celda en la que me la tienen encerrada, es un dolor tan grande que no tengo palabras para expresarlo.”

n

Ayer 09 de mayo, recibió llamada de su hija, nos comentó que “el encierro la tiene deprimida”, ya no soporta estar así. Esta madre sufre mucho al sentirse impotente pide libertad para su hija.

n

Hoy 10 de mayo es día de entrega de paquetería, esto se hace cada ocho días, pero a veces le es difícil a Carolina llevárselo porque tiene que ver por sus otros hijos menores nos comenta.

A seis meses de que Samantha está detenida injustamente su madre solo puede visitarla cada 21 días, pero eso no le ha robado el aliento para seguir exigiendo “Libertad para Samantha”.

https://youtu.be/CJkaWcKkkgo

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

La dura homilía del Padre Uriel Vallejos contra falsos opositores: “no vivan del dolor ajeno”

by Redacción Intertextualabril 17, 2024

Dice en misa para recordar a las víctimas de la represión que es vergonzoso que “haya quienes decidan quién es...

Exiliadas y exiliados en Costa Rica conmemorarán sexto aniversario de crisis sociopolítica en Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 17, 2024

En el marco del sexto aniversario de la represión en Nicaragua de parte de la dictadura de Daniel Ortega y...

El rol de las comunidades indígenas en la lucha contra los incendios forestales

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

Francisco Gaetani, coordinador regional de ciencias del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente enfatizó que las comunidades...

Una burla para las victimas el que el régimen nombrara abril el mes de la paz refieren exiliados

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

El 8 de abril de 2024 fue aprobada por la Asamblea Nacional de Nicaragua de manera unánime la Ley que...

Coacción al voto y falta de transparencia en elecciones regionales de Nicaragua presenta Informe

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

Urnas Abiertas presentó este lunes 15 de abril del 2024el informe Elecciones Regionales de este mismo año en Nicaragua, donde...

Costa Caribe registran los mayores incendios forestales en Nicaragua refleja informe

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

Fundación del Rio, dio conocer informe sobre un monitoreo de incendios foresrales en Nicaragua, este es un análisis basado en...