¿Se puede vender o comprar casas en tiempos de dictadura en Nicaragua?

Miles han abandonado Nicaragua en busca de mejores oportunidades. Algunos han vendido sus casas para financiar la travesía y otros las han dejado en posesión de sus familiares, pero muchos le temen a un fantasma que el régimen ha revivido: confiscación.  

—–

Don Alfredo Solís no tuvo más remedio que vender su parcela de tierra en Ciudad Darío, Matagalpa, y pagarle el viaje a Estados Unidos a sus hijos varones, uno de 25 y el otro de 28 años. 

Se deshizo de un pequeño solar de manzana y media de tierras cultivables, con un rancho y un pozo artesanal que heredó de su padre en 1979, cuando al señor, lo asesinaron las guerrillas sandinistas que lo acusaron de “burgués”.

Don Alfredo, ahora en el exilio junto a sus hijos, comentó en un Space en Twitter en marzo pasado, que en el año 2021 vendió un ganado y el lote para pagar los 12 mil dólares que le costaba la migración de sus hijos.

Explicó que tanto él, como el resto de su familia, llegaron a la conclusión de que los dos varones no tenían futuro en Nicaragua bajo el régimen de la familia Ortega-Murillo.

Nicaragua víctima de confiscación y ejecución de los sandinistas

Don Alfredo y sus hijos pertenecen a una familia tradicionalmente liberal, simpatizantes de la antigua Contra y en algún momento activistas de la Unión Nacional Opositora en 1990 y del Partido Liberal Constitucionalista en 1996.

Nicaragua
Antes de su cierre, CADUR proyectaba que en el 2023, se construirían 4 mil viviendas a nivel nacional. Foto: CADUR.

En 1979, su padre fue fusilado y sus propiedades confiscadas. Solo una pequeña parcela donde tenían un rancho sobrevivió al robo de sus tierras y es la que vendió.

Con eso reconstruyó una vivienda en la zona urbana para su familia y el resto de dinero lo dio para ajustar el viaje de sus hijos, a quienes se les unió en octubre de 2023 en Texas, donde ya están solicitando asilo como perseguidos políticos. 

“Cuando yo vendí aún no habían comenzado las confiscaciones a lo loco a como se están viendo ahora, pero yo no dudaba que esa robadera volvería, porque lo mismo hicieron en los años 80, porque los sandinistas traen en la cabeza esa idea de apropiarse de lo ajeno, así son los sandinistas, ladrones”, dijo esa vez en Twitter.

Miles dejan atrás sus propiedades en Nicaragua

Como don Alfredo, miles de nicaragüenses han emigrado o se están preparando para hacerlo y temen que el régimen  aumente la ola confiscatoria que iniciaron en 2022, con las leyes represivas contra los opositores y organizaciones civiles críticas al régimen.

En mayo pasado, una investigación del Observatorio Pro Transparencia y Anticorrupción (OPTA) calculó en al menos 250 millones de dólares las expropiaciones efectuadas por la dictadura de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Nicaragua
III feria de la vivienda en Nicaragua

La perversa pareja ha arremetido contra bienes de periodistas, abogados, medios de comunicación, embajadas, empresas, universidades y bienes de organizaciones religiosas, así como propiedades privadas de familias opositoras.

La dictadura justificó el robo como “una recuperación para el servicio del pueblo” y mintió descaradamente al decir que las propiedades estaban involucradas en “lavado de dinero”.

La migración y un estallido del negocio de bienes raíces en Nicaragua

Nicaragua vive una extraña situación en el mercado de bienes raíces desde 2019, cuando empezaron a huir masivamente miles de nicaragüenses después de la brutal represión de abril de 2018.

Marcos es un abogado especializado en Derecho Civil y trabaja junto a otros colegas especializados en Derecho Comercial y Mercantil. Cuenta que el fenómeno de la venta de viviendas empezó en 2019 de manera sorprendente, se detuvo temporalmente en 2020 con la pandemia de Covid-19 y explotó en 2021 con la masiva salida de miles de nicaragüenses a Estados Unidos.

“Nosotros hacíamos escrituras de compra-venta o promesas de venta como dos o tres semanas antes de 2018, la mayoría de trabajos eran de otro tipo. En 2019 empezamos a hacer dos, tres diarias, se mantuvo o bajó un poco en 2020, pero en 2021, tuvimos que asociarnos con otros colegas para dar abasto, porque los clientes que buscaban asesorías para vender sus propiedades se dispararon”, comenta desde el anonimato.

Dice que en 2022 fueron miles de clientes que atendieron buscando servicios legales para traspaso de propiedades, donaciones de propiedades, simulaciones de transacciones, legalizaciones, desmembramientos de lotes, gestiones de escrituras, actualizaciones de herencias, inscripciones de propiedades y más.

“Fue una locura, todo mundo quería legalizar y actualizar sus documentaciones formales de sus propiedades, tanto para vender o para asegurarse dejarlas legales en manos de terceros”, comentó el abogado, quien confiesa que ese ritmo de trabajo ha bajado, pero se sostiene superior a las gestiones de antes de 2018.

El tiempo en que los abogados notaron el incremento de esas acciones legales, coinciden con “el boom” de la migración, que hoy por hoy mantiene a 1.5 millones de nicaragüenses en el exterior.

Millón y medio de nicacaragüenses en el exilio

Una reciente investigación del organismo internacional Diálogo Interamericano, a cargo del politólogo e investigador Manuel Orozco, reveló que para 2019, había 650 mil nicaragüenses en el extranjero, pero que en lo que va de 2024, la cifra supera el 1.5 millones de nicaragüenses en el exilio.

Ese dato indica que después de 2019 han salido 811 mil 127 nicaragüenses del país, hasta sumar millón y medio fuera del terruño. Eso representa un 13% de la población total de Nicaragua, estimada en 6.7 millones a 2023.

Solo este año, hasta mayo, habían salido 155 mil 619 nicaragüenses; en 2021 salieron 155 mil 660; en 2022 se fueron un total de 318 mil 255 y en 2023, migraron 177 mil 293.

Miles de casas en venta en Nicaragua

Que millón y medio de nicaragüenses hayan decidido salir del país, implica muchas cosas en materia inmobiliaria: más venta de propiedades, renta de casas y movimiento financiero.

Un censo de viviendas del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), establecía en 2018 que el déficit habitacional de Nicaragua era de 1.36 millones de viviendas en una población estimada entonces en 6.3 millones de habitantes.

Un estudio del Banco Interamericano Desarrollo, BID, de marzo de 2023 señaló que en Nicaragua el 78% de la población vivía en viviendas en condiciones no óptimas y que se requería la construcción de 648 mil viviendas para reducir al 40% el déficit de estas.

En Nicaragua, en los 17 años del régimen de Ortega, la empresa privada junto a la cooperación externa incidió en la construcción de 135 mil 583 viviendas, según datos oficiales del Instituto Nacional de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), institución que achaca al régimen el “éxito” en este rubro.

Sin embargo, un exmiembro de la clausurada Cámara de Urbanizadores de Nicaragua dijo que hasta antes del 2017, la empresa privada había construido 99 mil 646 viviendas, con algún apoyo del sector público (gobierno, alcaldías y gobiernos regionales) para mejoras y reparaciones de viviendas.

“Fue el auge de la vivienda con fondos de la cooperación y fondos privados, facilitados por el gobierno lo que facilitó ese boom de la construcción, pero desde el 2017, cuando comenzó la crisis financiera de Venezuela, hasta 2023, apenas se construyeron 35 mil 937 casas por la persecución del régimen a la empresa privada”, dice el exfuncionario del Cadur.

Venta de casas para migrar

Según un veterano agente vendedor de vivienda, desde el anonimato, “el boom” de la migración entre 2021 y 2023 provocó un aumento de ventas de propiedades.

“Mucha gente vendió sus propiedades para costear los gastos de sus viajes y ese fenómeno dinamizó el mercado de bienes raíces que estaba profundamente deprimido desde 2018”, dice.

Señala que, desesperadas por agenciarse dinero rápido, muchas familias vendieron por debajo del valor de mercado sus viviendas y eso provocó una caída en el precio de las casas. “Había residenciales donde se vendían casas valoradas en 70 mil dólares a 40 mil o 45 mil dólares. Mucha gente hacía cesión de deudas, tomaba algo de ganancia y dejaba que los nuevos dueños siguieran pagando al banco la deuda original”, cuenta.

“Muchas de las casas del boom de la construcción, yo diría unas 15 mil hasta 20 mil viviendas, han sido puestas en venta o alquiler. Hay residenciales donde usted mira cuatro o cinco casas vacías con el rótulo en venta”, dice el agente.

Menos ventas de casas, más alquiler

Para él, esa sobreoferta de casas a bajos precios dinamizó en cierto modo el mercado, porque hubo gente que tenía capital y corrió a comprar las casas en remate para venderlas a mejor precio.

“Ahora el mercado ya está más estable. La gente que aprovechó la oportunidad de comprar una casa más barata ahora le saca rédito mediante el alquiler, que es el nuevo fenómeno”, explica.

Para él, la venta de viviendas ha caído en un nuevo estado de depresión por el temor de muchas familias a invertir en una propiedad sin saber si podrán ser confiscados más adelante, o tendrán que vender para irse del país.

Según él, con la migración y el aumento del envío de remesas, miles de familias están mejorando sus casitas o rentando en otro lugar mejor. “Eso ocurre porque la gente que tiene su dinero, sus ahorros, no quiere correr riesgo en comprar una casa ya sabemos por el temor a perderla, tampoco quieren jarana con los bancos por la inseguridad política, nadie sabe cuánto tiempo van aguantar en Nicaragua, así que en vez de comprar una casa nueva, prefieren invertir en sus viviendas o alquilar alguna de las miles de casas que quedaron vacías”, explicó. 

¿Vale la pena comprar o vender casas?

Sobre este tema, Enrique Sáenz, economista y exdiputado de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional dice: “Yo lo tomaría con prudencia”.

Enrique Saenz-Nicaragua

Según Sáenz, la situación sociopolítica de Nicaragua no ofrece garantías ni confianza bajo la dictadura de la familia Ortega-Murillo para incentivar a la población a invertir en un proyecto habitacional a largo plazo. Según él, los riesgos financieros son altos, la inestabilidad política es permanente y la inseguridad en el respeto a la propiedad privada es nulo, lo cual no motiva a las familias a comprar una casa.

De acuerdo a su visión, muchas familias prefieren invertir modestamente en reparaciones o mejoras, o quizás comprar un lote o una propiedad de mediana inversión para no descapitalizarse o no correr el riesgo de perder todo por alguna confiscación; además, señala que las familias dudan en adquirir una deuda a largo plazo en un país donde “nadie sabe si mañana te van a desterrar o declarar traidor a la patria y confiscar tus bienes”.

Manuel Orozco: “no es buen momento para vender casas”

Manuel Orozco, recientemente comentó que no ve viable vender propiedades en Nicaragua en este momento. “No lo veo una cuestión viable porque los precios de las propiedades están bajando y tus clientes en estos próximos dos años van a venir del sector de los empresarios y negociantes cercanos al régimen porque es uno de los espacios económicos donde se han concentrado para hacer plata”, considera.

Argumentó que aprovechando el mercado de bienes y raíces con la cantidad de gente que ha emigrado “se han metido a ese negocio comprando a bajos precios y especulando en un mercado en el cual creen que va a haber una demanda”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

Confiscan 2 propiedades para construir planta solar en Ciudad Dario Matagalpa

by Redacción Intertextualjunio 21, 2024

Sobre los terrenos de dos propiedades que confiscan el Ministerio de Energía y Minas (MEM), se construirá en la comarca El...

Violencia de género una realidad que enfrentan las mujeres en Nicaragua y es mismo Estado que lo normaliza

by Redacción Intertextualjunio 21, 2024

La violencia de género es un problema grave que afecta a muchas mujeres a nivel mundial, se trata de un...

Coalición Nicaragua Lucha insta a trabajar en un proceso de justicia transicional sin impunidad

by Redacción Intertextualjunio 21, 2024

“Un camino hacia la restauración democrática y vigencia de derechos humanos” fue el nombre del evento paralelo que se llevo...

Mas 750 mil nicaragüenses han salido del país afirman defensores de derechos humanos

by Redacción Intertextualjunio 20, 2024

El Colectivo de Derechos Humanos "Nicaragua Nunca Más", sostiene que mas de 750 mil nicaragüenses han salido del país desde...

Iván Acosta ex Ministro de Hacienda engrosa lista de traicionados por Daniel Ortega en Nicaragua

by Redacción Intertextualjunio 20, 2024

El funcionario Iván Acosta Montalván, ahora ex Ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua fue destituido de su cargo,...

Productores de plátanos en Rivas esperan un invierno moderado para sus plantaciones

by Redacción Intertextualjunio 20, 2024

Productores de plátanos de las diferentes del departamento de Rivas al sur de Nicaragua, aseguran que están listos para lidiar...