BAnners_Mesa de trabajo 1.png

Periodista Miguel Mendoza, en huelga de hambre una medida desesperada por ver a su hija


Por Redacción Intertextual


Este 21 de septiembre, la familia del cronista deportivo nicaragüense Miguel Mendoza Urbina, preso político del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, informaron en un comunicado, que están preocupados por su estado de salud, ya que en su última visita, anunció que iniciaría una huelga de hambre.


Miguel Mendoza, este día cumple exactamente 15 meses de estar privado de su libertad “injustamente por publicar la verdad” alega su familia.

Fue sentenciado a 9 años de prisión por el delito de “Menoscabo a la Integridad Nacional'' y por difundir noticias falsas, en un juicio viciado de irregularidades, donde usaron supuestas pruebas para procesarlo, siendo estas retweets que hacía de publicaciones de personajes públicos como la congresista María Elvira Salazar.


Su familia en la conferencia, dijo estar preocupada por la salud del cronista, ya que el día 27 de agosto que fue su última visita, notaron su deterioro físico.

Miguel lleva 15 meses que equivalen a 457 días, de encierro en la Dirección de Auxilio Judicial, conocido como Nuevo Chipote.

“Un lugar descrito como un centro de tortura, en el que Miguel ha sido encerrado sin razones, más que la de ejercer su derecho a la expresión, permitida por nuestra Constitución Política en su Artículo 30,” apuntan.

Durante todos esos meses de encierro, al periodista no se le ha permitido ver a su pequeña hija Alejandra, en su última visita se le informó. “las afectaciones físicas y emocionales que ha provocado en la niña esta separación cruel y forzosa, y de los mensajes que ha escrito para él,” comenta la familia ante su insistencia.

Algunos de los mensajes que la niña ha escrito a su papá, a quien le dice el amor de su vida son:

“Hola papi, he grabado videos, he realizado dibujos con la esperanza de que alguien te los pueda mostrar. Mi corazón sufre mucho, porque tengo más de un año de no verte. Te amo.”

“Sabemos leer en el brillo de sus ojos, la angustia que le ha provocado saber de lo mal que la está pasando su hija. Por tal razón, en esa última oportunidad, Miguel ha expresado que, si no le permitían ver a la niña antes del 19 de septiembre, iniciaría una huelga de hambre, hasta que se le permita reencontrarse con Alejandra,” dijo una de sus hermanas en la lectura del comunicado.

La familia resaltó, la preocupación por esta medida desesperada del cronista por ver a su hija ante sus afectaciones de salud Miguel es un paciente crónico y ha perdido más de 30 libras. Por lo que esta medida pone en riesgo su salud y vida. Y aunque Miguel es consciente de los riesgos, considera que es la única salida que le han dejado en sus intentos por volver a abrazar a su hija, después de estos 457 días que equivalen a más de diez mil novecientos horas sin abrazar a su pequeña.”

Por otro lado, añadieron que su abogado defensor ha introducido a la fecha once solicitudes para que el periodista independiente, se le conceda ver a su niña, “para ambos es un derecho, y no se ha obtenido ni una sola respuesta.”


Esta familia, originaria de Camoapa- Boaco, demanda que Miguel Mendoza Urbina sea liberado inmediatamente, aseguran que no ha cometido ningún delito “se encuentra encarcelado como producto de una acción incongruente con los principios y artículos consignados en los preceptos constitucionales de Nicaragua.”


También exigen respeten el derecho a esta menor de edad de ver a su padre “que es un modelo de honestidad y patriotismo para ella y el resto de su familia.”