Las hamacas de Masaya no pierden su encanto, dicen artesanos

La producción artesanal  de este producto forma parte de la actividad económica del municipio y “conquista” a compradores nacionales y extranjeros

Por: Voces en Libertad/ contacto@intertextualcr.com


La venta de hamacas a pocos metros de la entrada de Masaya, es un punto de atractivo turístico que representa la identidad del municipio como “tierra de artesanos”. Además es una muestra de la gran variedad del producto que se encuentra en los dos mercados de la ciudad y en los talleres ubicados en los diferentes barrios.

Miguel Ángel Sandino Acuña, tenía nueve años cuando sus padres comenzaron a dedicarse al tejido de hamacas, como una forma de subsistencia familiar. Actualmente tiene 24 años de edad, y está a cargo de “hamacas Joseph”, el primer puesto de venta de este producto, que hace 15 años se instaló, 300 metros al este de la entrada principal de la ciudad, la misma distancia a la rotonda San Jerónimo, “conquistando” a compradores nacionales y extranjeros.

También puede leer: “Se tomaron nuestras instalaciones” alertó Grupo Venancia

Miguel aprendió de sus padres el oficio de tejer hermosas hamacas que compran los clientes para el descanso o como una pieza decorativa en sus propiedades. En el negocio, trabaja únicamente con sus padres, quienes tienen un taller ubicado en el barrio San Francisco. “Lo que se vende se utiliza en las necesidades de la casa y en la misma (producción de) hamacas”, mencionó el joven artesano.

Variedad en hamacas

En el puesto de venta de la familia Sandino-Acuña, se oferta una muestra variada de las piezas que tejen los artesanos de Masaya, y que forma parte de la actividad económica del municipio. En el centro de la ciudad, el producto se ofrece en los módulos del mercado de las artesanías, así como en el mercado municipal Ernesto Fernández. En diferentes barrios, también hay negocios, en las mismas casas las familias elaboran el producto.

Los talleres más reconocidos están en el barrio San Juan y Monimbó.

Del estadio Roberto Clemente una y media cuadra al este, está ubicado “Hamacas Nicas”, se define como una fábrica artesanal. Con más de 40 años en el negocio familiar, son pioneros en exportar su producto a países como Estados Unidos, Francia, Alemania y Chile.

Lea también: Cómo cuidar a niños y niñas con el uso del Internet: Aquí te cuento mi experiencia

“En los últimos cinco años nos hemos enfocado en atender a clientes mayoristas locales e internacionales, adaptándonos a la norma de exportación de varios países”, se lee en su sitio web. El fundador es Félix Gutiérrez Suazo.

Masaya se destaca como el principal productor artesanal de hamacas a nivel nacional. Es parte del legado de los indígenas que se ha conservado de generación en generación, desde la época colonial.

En el municipio, que es parte del departamento del mismo nombre, declarado “patrimonio cultural de la Nación”, por sus riquezas culturales, las hamacas están entre las piezas con más valor comercial en una gama de artículos elaborados a mano, ya sea a base de barro, palma, madera, tela, etc.

Visitado por extranjeros y nacionales

En el negocio que se ubica en la entrada a Masaya, la mayor clientela son nacionales, pero también adquieren el producto turistas de: El Salvador, Honduras, Panamá, Puerto Rico y Estados Unidos. Aunque las “Hamacas Joseph” no tiene la posibilidad de exportar su producto, aceptan pedidos por encargo.

De manera general, “las hamacas matrimoniales es la que más se vende”, mencionó el comerciante. Detalló las características del producto como son; aguantar más peso porque tienen más manilas y los tejidos más grandes. El precio es de 2 mil 300 córdobas.

Las hamacas “residenciales” son las más grandes y cuestan 3 mil 200 córdobas. El precio de las “Queen Size” es de 2 mil 300 córdobas. Otra categoría es la familiar que no lleva bolillos de madera, y su precio es el más bajo de 800 córdobas. El color preferido para los clientes es el blanco, aunque a otras personas les gusta multicolores o combinación de dos colores.

En el negocio de este producto hay días buenos y malos. Miguel menciona que hasta una semana pasan a veces sin vender una sola pieza, pero en cambio, “hay días que les va muy bien”, venden dos, tres y hasta cuatro hamacas en una sola jornada de nueve horas y media, que inicia desde las 8:00 de la mañana.

One Response

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

Google inaugura oficina en El Salvador, Nayib Bukele destaca avance y oportunidades de empleo

by Redacción Intertextualabril 21, 2024

En un Pequeño acto de inauguración en El Salvador, Google ha anunciado la apertura oficial de su primera oficina en...

Demandan justicia ante impunidad de 6 años del asesinato del periodista Ángel Gahona en Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 21, 2024

Este 21 de abril se cumplen 6 años del asesinato del periodista Ángel Gahona, mientras brindaba cobertura a una de...

Otra «nueva» plataforma opositora de Nicaragua que busca «unir fuerzas para derrotar a la dictadura de Daniel Ortega»

by Redacción Intertextualabril 19, 2024

La Gran Confederación Opositora Nicaragüenses, un bloque de oposición que se ha venido consolidando este año 2024, con la integración...

Hagamos Democracia lanza libro “el control de la corrupción en Nicaragua”

by Redacción Intertextualabril 19, 2024

El Observatorio Pro Transparencia y Anti-Corrupción y Hagamos Democracia lanzan “El control de la corrupción en Nicaragua”, un libro que...

“La Razón Blindada” la obra de teatro dedicada a las y los presos políticos en Nicaragua

by Redacción Intertextualabril 19, 2024

En conmemoración del sexto aniversario de abril 2018de Nicaragua, se llevo a cabo en san José Costa Rica la presentación...

En el sexto aniversario de abril del 2018 CIDH: «urge a restablecer la democracia, y poner fin a la represión»

by Redacción Intertextualabril 18, 2024

Este 18 de abril se cumplen 6 años de las protestas sociales en Nicaragua, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos...