Novela cap#5: «El diario de una puta»

Por: Fran Agüero

n

9 de mayo de 2000

n

Abro los ojos y me reconforto en acariciar mi cuerpo sucio por el pasar de las manos de tantos hombres que ayer me hicieron suya, tantos hombres que se sintieron machos al pagar a una puta para contrarrestar la frigidez de sus esposas. Tantos y tantos machos que no se pueden quedar sin derramar su semén como si se les fueran a hinchar los testículos. Hoy puedo decir que solo soy otra puta más… Hoy puedo asegurarme a mí misma que veo la salida de este mundo más distante que nunca.

n

Llevo varios días sin escribir pues aún me atormento con el recuerdo de ver a el imbécil ese caminar de la mano con su novia por los pasillos del centro comercial ya mencionado. Me ha llamado no menos de 200 veces, me ha mandado mensajes y caritas para tratar de convencerme que solo le de tiempo de cerrar su “martirio” para correr a mis brazos. Bah que tan estúpido puede ser y que tan estúpido puede ser aún mas mi corazón que se resiste a ponerle el desalojo, que se niega a borrar de cada una de sus paredes su nombre y que se opone a desaparecer su aroma de mi nariz. Y es que aún acá acostada acariciándome puedo soñar con sus delgadas caderas, con su pubis tenso que acaricie como si nunca hubiese conocido varón. Como si no fuera lo que soy… Una puta…

n

De más está anotar en este diario que el día de ayer llego a mi trabajo con sus impecables converse rojas, sus hermosos lentes de pasta y su amable y penetrante sonrisa de hojalata. Me oculté y rogué a cada una de las compañeras le indicaron que no estaba disponible, que le informaran que me había ido a vivir a China. (Mal no estaría la idea si hablará mandarín). Desde el segundo piso de la pensión lo observe y en silencio simplemente lloré porque recordé y a veces recordar es mucho más doloroso que vivir porque es un ciclo en el que quedas atrapada y a veces tu misma te resistes a salir.

n

Es momento de levantarse y disponerse a un día más de trabajo, de entallarse la cintura y polvorearse los cachetes. De sonreír y oler a deliciosos jazmines mientras me dispongo a esperar en vitrina algún cliente me elija. Alita

#Intertextual

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

Denuncian detención de esposo e hijo de exalcaldesa de Wiwilí en Jinotega

by Redacción Intertextualmayo 25, 2024

Campesinos del municipio de Wiwilí de Jinotega, denunciaron la detención del esposo y un hijo de  la exalcaldesa de este...

Sheynnis Palacios y Germán García: Resiliencia y éxito de dos comunicadores nicaragüenses a nivel internacional

by Redacción Intertextualmayo 25, 2024

Sheynnis Palacios y Germán García han capturado la atención nacional e internacional por cumplir sus sueños. Palacios a sus 23...

Pansexualidad una identidad de género que es poco conocida, pero existe y es parte de la comunidad LGBTIQA+

by Redacción Intertextualmayo 24, 2024

Cada 24 de mayo se conmemora el día de la pansexualidad y panromantica, esta es una iniciativa que inicio a...

Heyling Marenco una joven matagalpina que desde su exilio en Costa Rica lucha por cumplir sueños que le arrebataron en Nicaragua

by Redacción Intertextualmayo 24, 2024

Heyling Marenco es una mujer nicaragüense activista, feminista, originaria de la Perla del Septentrión Matagalpa un departamento ubicado al norte...

Criminalización a la defensa de derechos humanos en Nicaragua deja en vulnerabilidad a los pueblos originarios

by Redacción Intertextualmayo 24, 2024

La criminalización a la defensa de derechos humanos en Nicaragua deja en completa vulnerabilidad a las comunidades de los pueblos...

Crisis del Poder Judicial en Nicaragua:Poder Judicial en Nicaragua Corrupción y autoritario bajo el régimen de Daniel Ortega

by Redacción Intertextualmayo 23, 2024

El Poder Judicial en Nicaragua, ha caído en una profunda crisis institucional. La corrupción, el nepotismo y el tráfico de...