Opinión: Los troles o perfiles falsos ¿qué habrá detrás?

Por: Victor Manuel Pérez/ Director de Intertextualnic/ contacto@intertextualcr.com


En estas últimas semanas los medios digitales nicaragüenses, hemos experimentado un aumento significativo de los perfiles falsos o troles, atacando las noticias, creando desinformación, pero aveces hasta moviendo las publicaciones realizadas.

En Intertextual he notado que ya no solo se dirigen solo a noticias relacionadas a política si no a otras noticias que se ha publicado en el medio, muchas veces me he preguntado ¿en qué nos perjudican?, si muchas publicaciones son estos mismos troles o perfiles falsos quienes le generan movilidad en redes sociales.

Puede interesarle lee: Opinión: Carta de Samantha Jirón

Mientras Costa Rica ha pasado por un debate fuerte sobre esta plaga, que ha carcomido y polarizado a las sociedad, en Nicaragua tal parece ya hemos normalizado esta práctica nocivas, polarizantes y hasta amenazante, que antes no tolerábamos y que ahora solo vemos como unos locos más que está defendiendo lo indefendible, aveces sin ponernos a pensar en que representa esta forma de represión y el impacto que pueda tener, tanto emocional como físicamente, no solo para las víctimas si no para quienes están detrás de ese escritorio o computador pensando que poner o recibiendo ordenes de por donde atacar.

Pensando en esto del victimario, me he interiorizado el, ¿qué pasa por un trol o perfil falso? ¿qué puede haber detrás?.

Y no es que se me ha venido a la mente esos discurso académicos de cómo resolverlo y de por dónde combatirlos, si no, me he puesto ha pensar en las y los individuos que pueden estar detrás de estos perfiles.

Podría analizar muchas cosas, pero lo primero que se viene a la mente, es un o una chavala que posiblemente está en sus primeros años de universidad, por desgracia le ha tocado nacer y vivir en un país y una ciudad plagada por la politiquería, donde se habla se come y se respira Ortega ( para bien o para mal), y que en su afán de sentirse alguien o reconocerse activamente ciudadana o ciudadano, cae en las garras perversas, de la Red de Jóvenes Comunicadores o la Juventud Sandinista, le dan su versión, le llenan el corazón de rencor, porque le hacen creer, que la culpa que esté todo mal es de “los golpistas”.

Lea también: Opiniones: Periodismo reacio a las realidades de los vecinos en CA

Llega a su casa y en las noticias de canal 4 o 13 o en la red de medios sandinistas que sus padres ven, se ensalza al “comandante y la compañera”, le agradecen el adoquinado de 100 metros de calle que no lleno ni a su casa, pero que algo es algo, sus padres solo repiten la consigna, “vez, este es nuestro gobierno el gobierno de los pobre, que no se roba la plata del pueblo, como los 16 años de neoliberales”, ella o él solo ha recibido esta información y la dar por hecho.

Pasando su día esta o este chavalo se fue a su cuarto, con su teléfono en mano, y por el también perverso algoritmo de las redes sociales, solo le muestran la páginas oficialistas, le muestra al gato sandinistas y otros propagandistas lanzando amenazas, improperios y descalificativos a los que llama “golpistas”, con aquel discurso de que ellos vienen a desmentir “a los financiados por el imperio”, y esta o este joven se va a dormir solo con eso, esto se repite y se repite como una canción de joyero con bailarina, como se repetía el himno de la cruzada nacional de alfabetización en secundaria o las canciones de la plaza esos 19 de julios.

Meses después ya pasado su primer semestre en la universidad y este continuo discurso ya enraizado en su interior, le ofrecen un puesto, claro porque el comandante piensa en los jóvenes y su bienestar, les da trabajo, en Telcor, haaaa pero no cualquier trabajo, el trabajo, que se ganó por su defensa a la revolución, al comandante y la compañera, esta o este chavalo solo piensa, “es mi oportunidad de crecer y que las compañeras y compañeros me reconozcan como una o un buen simpatizante” y claro con ansias acepta.

Él o ella no reconoció que fue seleccionado de miles, que pasaron por filtros espeluznantes donde no pasa cualquiera, claro no pueden volver a repetir el error de que se les filtren imágenes o información, como había pasado en años anteriores. Capacitaciones tras capacitaciones, donde refuerzan más sus ya arraigadas creencias y es que con el extra de que en este “trabajo”, se está rozando con personajes de la revolución.

Así pasaron meses, incluso años, donde ha aprendido métodos sofisticados de como defender la revolución en la redes sociales, pero muchas cosas no le calzan y quiere pedir apoyo a sus superiores, quienes le dirigen respuestas inmediatas, de que es lo que hay que decir ante cualquier publicación de estos “golpistas”, pero él lee los titulares, o al menos se queda con algo. Sale como todas las tardes rumbo a casa, en una ruta o buseta que les deja en su puerta, pero en todo el camino solo piensa, “¿es verdad que no hay procesiones de los católicos como antes?, ¿será verdad que están torturando a el obispo ese?, ¿será cierto que sandinistas también los sacaron del país y los han metido presos por opinar distinto?”, claro todo esto en su interior, pues sabe que cualquier resbalón o consulta le puede costar el puesto, la libertad o la vida, porque hay rumores que en los barrios han sacado gente por creerlas infiltradas.

El desgaste emocional ya le pesa, en su interior sabe que las cosas no andan bien y que la culpa no es solo de “los golpistas”, si no de otros políticos que no se atreve ni a mencionar, menos cuando ha visto que corren y sacan chavalos de su universidad, del “trabajo”, que ha tenido que ver partir a amistades que buscando mejores oportunidades van en busca del “sueño americano”, incluso que en su familia hay alguien que ha tenido que huir de la represión y del costo de la vida, que en su mesa ya no hay la misma comida, porque el pago no da para darse el lujo de comer tanta carne o queso, él o ella no se reconoce como víctima, pero sabe que algo está mal.

Esta historia que me he repetido muchas veces puede que no sea real, peor tampoco mentiras, esta podría ser la historia detrás de Andres Orozco, David Chavarría, Melico A Cruz, José Delgadillo y muchos otros perfiles falsos que a diario monitorean Intertextual y posiblemente otros medios.

Con esta reflexión solo me queda por decir, que detrás de estos perfiles falsos, solo hay personas comunes, que no han tenido la oportunidad de ver las cosas transparentes, que han sido idealizadas por años, que están viviendo en carne propia la represión, la crisis, hasta la incertidumbre de no saber que va a pasar, con ese pequeño pedazo de tierra que se llama Nicaragua y que no se ha levantado de una cosa para pasar por otra.

Es también nuestra responsabilidad tratar de salvar de estas garras maliciosas a estas y estos chavalos que desde chiquitos en sus escuelas públicas le han metido el discurso de odio y polarizante, en contra de quienes no pensamos como ellos y que solo ha resultado que entre la misma ciudadanía nos veamos como enemigos, estos chavalos que no tienen oportunidades, que no tienen más que hacer, que nunca han podido ver una salida, porque nos hemos preocupado más en atacarles que en hacerles entender que también son víctimas de una familia que se aferra al poder.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias más leídas

El rol de las comunidades indígenas en la lucha contra los incendios forestales

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

Francisco Gaetani, coordinador regional de ciencias del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente enfatizó que las comunidades...

Una burla para las victimas el que el régimen nombrara abril el mes de la paz refieren exiliados

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

El 8 de abril de 2024 fue aprobada por la Asamblea Nacional de Nicaragua de manera unánime la Ley que...

Coacción al voto y falta de transparencia en elecciones regionales de Nicaragua presenta Informe

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

Urnas Abiertas presentó este lunes 15 de abril del 2024el informe Elecciones Regionales de este mismo año en Nicaragua, donde...

Costa Caribe registran los mayores incendios forestales en Nicaragua refleja informe

by Redacción Intertextualabril 16, 2024

Fundación del Rio, dio conocer informe sobre un monitoreo de incendios foresrales en Nicaragua, este es un análisis basado en...

Poeta Carlos Bojorge preso político por desafiar al poder a través del arte y su fe católica

by Redacción Intertextualabril 15, 2024

El poeta y estudiante de derecho Carlos Alberto Bojorge Martínez, está privado de su libertad en Nicaragua, desde el 01...

Sacerdote exiliado critica el accionar de la oposición de Nicaragua en el sexto aniversario de abril 2018

by Redacción Intertextualabril 15, 2024

Este 14 de abril se llevo a cabo la celebración de una eucaristía en la parroquia San Isidro Labrador en...